Economía
Los gremios rechazan el "techo" salarial del 18% para las paritarias y el transporte se suma al paro de CGT
03-02-2017 El líder de la UTA, Roberto Fernández, aseguró que el paro "es un hecho" y se quejó de los despidos, mientras que el canillita Omar Plaini cuestionó el "tarifazo" en los servicios antes de las paritarias. La UIA, en cambio, afirmó que "cuida" el empleo
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El paro anunciado por la CGT recibió este viernes el espaldarazo de diversos gremios, entre ellos los de un sector estratégico como el transporte. El acompañamiento es en rechazo a los despidos, pero también al intento del Gobierno de fijar aumentos de entre el 17% y 20% en las paritarias.

El titular la Unión Tranviaria Automotor (UTA), Roberto Fernández, justificó este viernes la adhesión de su gremio al paro convocado por la CGT para marzo al advertir que "cada vez hay más despidos y suspensiones" y que "si esto no camina, en marzo va a haber problemas".

"La medida de fuerza es un hecho", sentenció Fernández y agregó: "Los empresarios se comprometieron a frenar los despidos y las suspensiones y esto continúa. Nosotros solo queremos cuidar las fuentes de trabajo".

Además se mostró escéptico respecto de la confianza del Gobierno en una eventual baja de la inflación este año y preguntó: "¿A costa de qué van a bajar la inflación, de los salarios? La gente no puede comprar".

En este sentido, Fernández recordó que desde hace un año mantienen conversaciones "buenas e importantes" con el Gobierno pero "sin soluciones" y agregó: "Lamentablemente se prometió mucho y no se cumplió nada. Falta credibilidad. Queremos dialogar con el Presidente, que nos diga que camino va a tomar".

Este jueves, la CGT definió la realización de un paro nacional acompañado por una movilización para la segunda quincena de marzo, a la vez que anunció que no volverá a participar de las mesas de diálogo con el Gobierno y empresarios.

Los miembros del triunvirato que conduce la CGT, Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, explicaron que la decisión por el incumplimiento de los empresarios en el pago del bono de fin de año y los despidos en las primeras semanas del año, además de la nueva suba de tarifas.

Paritarias "a la baja"
En tanto, el secretario administrativo de la CGT, Omar Plaini, justificó el paro nacional anunciado por la central obrera en la pauta salarial prevista por el Gobierno y la falta de cumplimiento de lo acordado en mesas de diálogo.

"Una paritaria del 18% no sirve por varias razones. El año anterior la mayoría de las organizaciones tuvimos una pérdida de entre 7 y 10 puntos. Los números que ofrece el gobierno se dan de bruces con la realidad", manifestó Plaini.

"El año pasado se planteo una inflación del 25 y terminó casi en el 42 por ciento. Este año planta una del 17 y arranco con aumentos de combustible, peaje, y tarifazo en los servicios", añadió el secretario administrativo en declaraciones formuladas a Radio Rivadavia.

Plaini recordó que la comisión del Fondo Monetario Internacional que visitó el país "después de muchos años autorizada por el Poder Ejecutivo, en diciembre del año pasado puntualizó que para este año la inflación sería del 23 por ciento.

"No hay razón para que hagamos una negociación de estas características. Siempre sucede lo mismo, empresarios y gobierno tiran la negociación colectiva hacia la baja pero después la realidad indica otra cosas", expresó el diputado nacional por Cultura, Educación y Trabajo.

La CGT definió ayer la realización de un paro nacional acompañado por una movilización durante la segunda quincena de marzo, a la vez que anunció que no volverá a participar de las mesas de diálogo con el gobierno y empresarios.

Así lo resolvieron los miembros del triunvirato y el resto de los dirigentes de la plana mayor de la central obrera en la primera reunión del año del Consejo Directivo, en la que finalmente se confirmó el endurecimiento de la postura hacia la Casa Rosada.

"Comenzamos el año con la expectativa de que los acuerdos tomados se respetaran, pero los empresarios respondieron con despidos ante la pasividad del gobierno y con funcionarios de gobierno batiendo el parche sobre el tema de la flexibilidad laboral", señaló Plaini.

"Nos sentamos en distintas mesas de diálogo que el gobierno había establecido, respondimos con institucionalidad pero qué sentido tiene continuar en una mesa de diálogo si lo que acordamos ahí cuando salimos no se respeta?", agregó.

UIA "cuida" el empleo
Por otra parte, el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) Daniel Funes de Rioja aseguró que el acuerdo firmado con la CGT establecía evitar "despidos sin causa" y que existe "una conducta de cuidado del empleo".

"Lo que nosotros firmamos era evitarlos despidos incausados, sin causa. Ha habido una conducta responsable, una conducta de cuidado del empleo", manifestó el Funes de Rioja.

"Sería bueno leer el acuerdo porque estamos todos en defensa de la empresa, de la industria que es valor agregado, que es trabajo argentino, así que no hay diferencias en cuanto a los objetivos", añadió en declaraciones formuladas esta mañana a Radio Belgrano.

SECCIÓN Economía