Politica
Gremios docentes presionan al Gobierno para que convoque a negociaciones paritarias nacionales
05-02-2017 Desde el sindicato criticaron al macrismo por su "postura intransigente" respecto de imponer un 18% de aumento salarial, porcentaje al que consideraron "inadmisible". En tanto que desde CETRA consideraron la decisión de no realizar una convocatoria federal como un "regreso a los '90"
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Las agrupaciones gremiales docentes continúan reclamando al gobierno que convoque a negociaciones paritarias federales -algo que ocurre cada año desde 2005 tras la extensa protesta de la carpa blanca- mientras en algunos mandatarios provinciales rechazan la decisión del Ejecutivo de no convocarla.

El jefe del gremio docente SUTEBA, Roberto Baradel, reclamó que el Gobierno "cambie la postura intransigente que está teniendo con respecto a imponer 18 por ciento" de aumento salarial, a la vez que afirmó que este año las negociaciones serán "más complicadas que el año pasado". 

Antes de la reunión que los gremios mantendrán el lunes con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, Baradel consideró que es "inadmisible" el 18 por ciento de aumento salarial, por lo que concluyó que "parece que hay una decisión del Gobierno de bajar salarios".

Por su parte, la secretaria general de la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA), Sonia Alesso, advirtió que la decisión del Gobierno de no convocar a los maestros a paritarias es "volver a los ´90".

"El Gobierno nacional y los gobernadores intentan llevar a los maestros a una situación muy grave", denunció Alesso. Según la dirigente, los gremios plantean que el Gobierno "cumpla con la ley".

Los gremios docentes reclaman un aumento salarial que tenga un piso del 25%.

De acuerdo con la Ley de Financiamiento Educativo, promulgada en 2005, el Ministerio de Educación nacional debe acordar junto al Consejo Federal de Cultura y Educación y los gremios docentes las condiciones laborales, el calendario educativo y el salario mínimo docente.

Docentes y dirigentes sindicales marcharon este jueves al Congreso Nacional para rechazar el "techo" salarial del 18% que pretenden establecer las provincias, ante la falta de una paritaria nacional de referencia.

La norma también estableció un fondo de compensación para asistir financieramente a las provincias que por falta de recursos no lleguen a pagar el salario mínimo docente.

Provincias no alineadas al techo del 18%
Luego de la reunión entre gobernadores que se realizó en el Consejo Federal de Inversiones en la Ciudad, los mandatarios acordaron que cada provincia se hará cargo de las negociaciones paritarias en su distrito.

En la reunión, realizada el jueves por la tarde, 19 de las 24 provincias cerraron un acuerdo de palabra para ponerle un techo de 18% al aumento salarial docente. La pauta está en línea con la inflación prevista por el gobierno nacional en el Presupuesto.

Sin embargo, hubo quienes no acordaron o no asistieron.

Es el caso de San Luis, el gobernador Alberto Rodríguez Saá consideró una "avivada" del Gobierno la decisión de trasladar la paritaria docente a las provincias, al advertir que la administración de Mauricio Macri no puede "pasar el problema y no dar ninguna solución", según informó Infobae.

"La paritaria docente es una ley nacional que es un acierto en su concepto porque pone al gobierno nacional como un gran árbitro", sostuvo Rodríguez Saá y añadió que "en la cuestión no sólo hay que hablar del aumento de la pauta salarial sino cómo se paga, si se puede pagar y estar a la altura de la situación económica y social".

Por su parte, la ministra de Educación, Ciencia y Tecnología de Salta, Analía Berruezo, dijo que esperaba "que la Nación defina algunas cuestiones como los caudales que aportará el Incentivo Docente, por eso aún no podemos anticipar pisos ni techos a la negociación".

De todas formas, confió en que "las clases van a empezar el 6 de marzo tal como teníamos previsto", aunque reconoció que la situación nacional puede tener réplicas en la provincia.

Salta es uno de los pocos distritos que, en contra de la impronta nacional planteada el año pasado, sostuvo las negociaciones paritarias con los docentes, incluso hasta después de octubre, cuando hubo una última mesa en la que se acordó los montos y formas de pago de las sumas fijas no remunerativas a modo de bono de fin de año.

SECCIÓN Politica