Marketing

Las cifras confirman que 2016 fue un año "frío" para el consumo: las ventas cayeron casi 5 por ciento

07-02-2017 Un reporte de la consultora CCR asegura, además, que aumentaron las compras en mayoristas. Y la mitad de los argentinos usó su aguinado para ponerse al día
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El equipo económico del Gobierno tiene al consumo entre uno de los principales problemas a resolver. Y no es para menos: de acuerdo con un informe de la consultora CCR, la demanda de los usuarios cayó 4,7% durante 2016.

La caída en el consumo impactó tanto a los hiper, supermercados y mercados “de cercanía”, por un lado; como al canal tradicional (autoservicios y almacenes), por el otro. Ambas categorías descendieron también 4,7%.

El análisis cambia al usar el desglose. Los comercios pequeños fueron los que arrancaron mejor 2016, con subas de hasta el 7,1% durante la primera mitad del año.

Pero durante el segundo semestre registraron bajas de hasta el 3,8%, para terminar en diciembre con un retroceso de 2%. El promedio para 2016 fue de 1,2%.

El peor desempeño fue para los supermercados: tuvieron una evolución interanual negativa, con bajas de hasta 10,9%.

También el segundo semestre fue el que mostró los números más rojos, lo que permitió cerrar el año con una caída del 7,7% en diciembre, no muy lejos del promedio anual de 7,2%.

En el medio se ubicaron los hipermercados, que vivieron 10 meses con una fuerte caída interanual del consumo, acentuada en la segunda mitad con un baja de 10,1%.

No obstante, al igual que los supermercados, lograron moderar la baja en diciembre: -6,1%. El promedio anual fue, entonces, de 5,4%.

Por su parte, el canal mayorista logró absorber gran parte del consumo que perdieron los canales minoristas.

De hecho, este tipo de comercios consiguió subas interanuales en 10 de los 12 meses de 2016, con avances de hasta el 4,7%. Solo tuvieron números rojos en septiembre y octubre, pero lograron avances de 1,9% y 1,4% en noviembre y diciembre.

También es remarcable que los comercios mayoristas están creciendo cada vez más como alternativa para las compras de los consumidores finales.

Los números de CCR van en esa dirección, ya que la demanda de estos locales creció 1,5%, 2% y 1,4% en los últimos tres años.

Por su parte, el “canal moderno” (híper, súper y mercado de cercanía) experimentó caídas o subas mínimas en tales años: -0,8%, 0,3% y -4,7%.

Caída en todos los rubros
El informe de CCR detectó que todas las categorías de productos bajaron su volumen ventas durante entre enero y diciembre del año pasado, comparados con igual período de 2015.

El único rubro que se “salvó” fueron las Golosinas, que crecieron 0,5%. Los productos congelados y de almacén fueron los que tuvieron caídas más leves: 1,5% y 3,1%, respectivamente.

En cambio, los rubros que tuvieron bajas pronunciadas en su demanda fueron Cosmética (9,6%), Hogar (6,1) y Bebidas Alcohólicas (5,5%).

No todo fue negativo: las Fiestas de Fin de Año motorizaron algunas ventas, lo que permitió que la comparación noviembre versus diciembre de 2016 fuera positiva en todas las categorías.

En esta dirección, las Bebidas con Alcohol avanzaron 89,8%, seguida de Bebidas sin Alcohol (27,4%) y Golosinas (22,1%).

Entre las menos favorecidas se encontraron los productos refrigerados (0,2%), Almacén (3,8%) y Hogar (5,2%).

Otro punto interesante del estudio de CCR es la evolución de los precios de estas categorías.

Entre enero y diciembre del año pasado, el mayor alza fue para la categoría Cosmética, que se incrementó 41,3%, seguida de Bebidas con Alcohol (40%) y Bebidas Alcohólicas.

En cambio, aunque con diferencias no notables, los rubros con menores subas en sus importes fueron Bebidas sin Alcohol (30,7%), productos refrigerados (31,2%) y artículos de Almacén (31,7%).

¿En qué se gasta el aguinaldo?
Uno de los puntos finales del estudio se enfoca en los usos que los consumidores destinan su Sueldo Anual Complementario de diciembre que sólo es cobrado por uno de cada tres entrevistados.

Se trató de una pregunta con respuestas múltiples, donde el 61% de la muestra respondió que lo utilizaría para los gastos de las Fiestas, mientras que el 48% aseguró que lo guardaría para las vacaciones.

Además, hubo un gran número de personas que remarcó que el aguinaldo sería una “ayuda” para ponerse al día con sus cuentas.

Tal es así que el 47% aseguró que lo sumaría a su sueldo. También eligieron abonar los gastos de la tarjeta de crédito (45%) y pagar deudas (42%).

“La mitad lo ha utilizado para complementar el deteriorado poder adquisitivo: sumarlo al sueldo ya que no les alcanza, afrontar los gastos realizado con la tarjeta de crédito y pagar deudas, sumando lo destinado a estos fines alrededor del 70% de lo cobrado lo utilizan como salvavidas de esta realidad”, concluyó el reporte.

 

SECCIÓN Marketing
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR