Politica
Elecciones 2017: ¿por qué Cambiemos impulsa la candidatura de Cristina?
07-02-2017 El cofundador de Cambiemos, Ernesto Sanz, y el ministro Rogelio Frigerio afirmaron que la expresidenta será candidata en las próximas elecciones. La falta de un candidato fuerte y la estrategia de plantear "lo nuevo" frente a "lo viejo" explican los deseos de tener a CFK como rival
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

A seis meses de las PASO, comenzó la campaña electoral. Y en Cambiemos se vislumbra, al menos en la actualidad, una estrategia clara de cara a los comicios de medio término: “fogonear” la candidatura de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.  

Dos influyentes dirigentes de la alianza de gobierno coincidieron en que la ex jefa de estado se postulará en las próximas elecciones. Y lo hicieron público: fueron el dirigente radical y cofundador de Cambiemos, Ernesto Sanz, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

"Creo que  va a ser candidata. La discusión es si lo hace por la provincia de Buenos Aires o por Santa Cruz", manifestó Frigerio en una entrevista con Infobae. "Ella todavía representa a parte de la sociedad que la apoya y eso va a condicionar su decisión de candidatearse para un cargo legislativo", añadió el ministro y una de las espadas políticas de la Casa Rosada. 

Por su parte, Sanz, agregó –y dejó entrever por qué la ex presidente es la rival que desea Cambiemos-: "Por una parte creo que Cristina Kirchner tiene tantos asuntos judiciales pendientes, tantas cuentas por rendirles a los argentinos, que es una falta de respeto al país volverla un objeto electoral. Pero así y todo, pienso que será candidata. Hay un porcentaje menor, pero importante, de argentinos que se referencian en ella y van a pedirle que los represente", indicó.

Si bien la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, es la dirigente con mejor imagen de la Provincia, el oficialismo no posee un candidato firme en el distrito electoral más importante del país que repunte en las encuestas. Vidal no está logrando transferir su buena imagen a quienes se barajan como posibles postulantes del Poder Ejecutivo. 

Ante ese escenario, Cambiemos parece dispuesto a presentarse en la contienda electoral con una estrategia similar a la que esgrimió en 2015 y que le dio tan buenos resultados (triunfó en Capital Federal, Provincia y la Nación): mostrarse como “lo nuevo” –incluso con un candidato desconocido para la opinión pública- frente al “pasado” que vendría a representar el kirchnerismo. De más está decir que harían jugar las diversas causas por supuesta corrupción que se fueron iniciando en el último tiempo en los tribunales de Comodoro Py. 

Así lo explicitó el propio Sanz: “El kirchnerismo será en octubre una expresión secundaria. La candidatura de Cristina Kirchner será la repetición de la historia de Menem en 2003: una minoría electoral intensa, incapaz de construir mayorías y que representa un pasado ‘nostalgioso’ más ligado al deterioro del país que al progreso de Argentina", agregó.

A diferencia de las elecciones pasadas, Cambiemos hace más de un año que es gobierno en los distritos más importantes del país. Y Cristina no mide mal en las encuestas

Acaso por eso durante la cumbre que el presidente Mauricio Macri mantuvo con referentes de la UCR días atrás escuchó de boca los correligionarios el pedido de “dar un paso más adelante, poner una tercera velocidad". 

Mientras eso sucede, desde Cambiemos comienzan a agitar los deseos del “rival ideal”.


SECCIÓN Politica