Politica
Se expande el cerco judicial hacia Cristina: piden la detención de Parrilli, que denuncia persecución política
07-02-2017 “Esto es una acción planificada del Gobierno”, sostuvo el ex titular de la AFI en conferencia de prensa. Y denunció operaciones "conducidas por algunos medios de comunicación, sectores del poder judicial y servicios de inteligencia”.
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El ámbito político no tuvo dudas sobre cómo interpretar el pedido de detención contra Oscar Parrilli: es un paso más en el cerco judicial para Cristina Fernández de Kirchner. El hecho de que esta solicitud haya llegado a pocos días de conocidos los célebres audios con los diálogos entre el ex funcionario y la ex Presidenta contribuyó a generar esa sensación. 

Desde el punto de vista del kirchnerismo, la actitud del fiscal Guillermo Marijuán fue un tiro por elevación hacia Cristina, en el marco de un hostigamiento judicial que pretende reducirle margen de maniobra política, sobre todo, en un año electoral.

Y así lo hizo saber el propio Parrilli, en una conferencia de prensa que realizó en el Congreso, sugestivamente rodeado de diputados y dirigentes kirchneristas: “Atrás de mi pedido de detención hay una clara persecución política a la expresidenta”, afirmó el ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia durante el kirchnerismo.

Parrilli se presentó ante la prensa luego de que se conociera que el fiscal Guillermo Marijuán pidió el martes su detención en una causa en la que se investiga si cuando era funcionario encubrió a Ibar Pérez Corradi, acusado de ser el autor intelectual del Triple Crimen de General Rodríguez.

“Vivimos en un estado de emergencia democrática”, afirmó el ex funcionario, sentado junto al presidente del bloque de diputados del FPV, Héctor Recalde. E interpeló a los dirigentes radicales, que conforman la alianza de gobierno, para que reaccionen porque, según denunció, “la democracia está en grave riesgo”.

Todo se desencadenó luego de que Marijuán apelara el martes ante la Cámara Federal la decisión del juez Ariel Lijo de procesar a Parrilli pero sin prisión preventiva. “Marijuan es Stiuso”, dijo quien fuera el jefe de los espías en referencia a la injerencia que el ex agente de inteligencia tendría en los tribunales de Comodoro Py.

Justamente, sobre Marijuan pesan las sospechas por las filtraciones de los audios en que se escucha a la ex jefa de estado dialogando con Parrilli y que el propio Marijuán pretende utilizar para iniciar nuevas causas judiciales. Por este motivo, Parrilli calificó de gravísimo que los servicios de inteligencia sigan dando a conocer conversaciones privadas: “Se violó la ley”, dijo. Y denunció: “Quieren acallar a la dirigencia política”.

En otro pasaje de su descargo, el ex señor 5 vinculó su pedido de detención con directivas que parten de la Casa Rosada: “Esto es una acción planificada del Gobierno”, sostuvo.  “Estamos en medio de lo que yo llamo una triple infamia conducida por algunos medios de comunicación, sectores del poder judicial y servicios de inteligencia”.

“El poder Ejecutivo está manipulando todo esto por razones políticas”, se defendió el ex Secretario de la Presidencia. Y concluyó que "estamos en una democracia condicionada. Hay poderes que están obstaculizando la libertad, la intimidad y la seguridad de los argentinos”.

SECCIÓN Politica