Management

Reposicionamiento laboral y cómo aprovechar el verano para lograrlo

13-02-2017 Es el momento del año donde las consultoras de talento reciben más CV espontáneos. Los errores más comunes y las formas de destacarse
Por Pablo Sartan, Socio Fundador de Humanbrand
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

¿Quién no se dijo alguna vez al levantar la copa en diciembre "Año nuevo, vida nueva"? Puede ser un deseo repetido sin pensar pero en algunas ocasiones se trata de un verdadero anhelo personal y a veces profesional.

Si este es el caso, se puede ocupar parte del verano en "trabajar" para un cambio de empleo, un reposicionamiento salarial o directamente la reorientación de una carrera.

En las últimas semanas del año y durante los meses de verano las consultoras de talento suelen recibir una mayor cantidad de contactos de personas que quieren mejorar su situación laboral. La mayoría de las veces envían CV de manera precipitada, sin detenerse a reflexionar cuál es el objetivo que se busca.

Una solicitud de empleo que se "huele" automatizada no suele recibir un resultado positivo. Los candidatos hoy no sólo deben ocuparse de mantener actualizado su CV sino de completar su perfil profesional para destacarse por sobre aquellos que tienen sus mismas capacidades técnicas.

En este sentido, las redes sociales son una herramienta inestimable para fortalecer la "Marca Personal".

Para obtener mejores resultados en esta tarea de reposicionamiento laboral, los siguientes son pasos que ayudarán a orientar mejor la búsqueda profesional:

1. Definir objetivos de desarrollo de carrera
Ya sea que se busca cambiar de empleo o reinsertarse en el mercado laboral, el primer paso es analizar cuáles son los valores de una empresa que pueden retenerte y cuáles los que preferirías evitar en tu futuro.

Evaluar las capacidades, motivaciones y aspiraciones personales será muy importante para focalizar el esfuerzo en lo que se ajusta al propio perfil y necesidades de crecimiento.

Hay que evitar dejarse llevar por los impulsos de cambio que suelen asaltarnos en esta época del año. Muchas veces con un reposicionamienro dentro de la empresa en la que estamos es suficiente motivación para seguir creciendo allí.

2. Completar y actualizar el CV
Aunque no lo parezca, preparar un buen CV exige tiempo y dedicación. Ir insertando renglones sin mucha lógica de continuidad es una tentación que a la larga no suma.

El CV debe ser claro y conciso. El mayor desafío es resumir en una sola página la información más relevante sobre la formación y trayectoria profesional.

Se genera una buena impresión en los reclutadores al encontrar no sólo las principales responsabilidades que tuvo el candidato y los logros obtenidos, sino también qué actividades extra profesionales desarrollan y cuáles son sus intereses personales.

3. Adaptar el CV para cada búsqueda
Acumular experiencia es lo que más fortalece al candidato, pero esto a veces es dificil de resumir en un CV. Detallar todas las posiciones y responsabilidades asumidas muchas veces no enriquece un CV sino que lo complejiza.

Por eso es recomendable tener un CV bien completo y actualizado con todo el detalle de nuestra vida profesional que luego será adaptado para cada búsqueda teniendo en cuenta la oferta, las funciones a desempeñar y los requisitos del puesto al que se está postulando. Detallar las competencias valoradas para la búsqueda y los logros obtenidos en ámbitos que puedan ser comparables a los propuestos para la oportunidad.

4. Acompañar el CV con una carta de motivación
El CV es una carta de presentación irremplazable pero la de motivación ayuda a personalizar aún más la candidatura.

Resumir la información mas relevante que aplique a la búsqueda, destacar la experiencia de manera creativa y cercana causan muy buena impresión.

Sin embargo, hay que poner especial atención a la redacción: también se debe adaptar a la situación, la empresa y el puesto al que se está postulando.

Al enviar el CV a una consultora especializada, es importante detallar en la carta las aspiraciones en cuanto al nivel salarial pretendido y cuál es la zona geográfica preferida para el trabajo. Si se pretende una nueva posición y se apunta a un nuevo mercado explicar las motivaciones y expectativas.

5. Recabar información sobre la empresa
Así como las empresas tratan de obtener la mayor cantidad de información acerca de los candidatos, es más que recomendable que el postulante se informe sobre la empresa una vez que tenga conocimiento de para quién se está candidateando.

Más allá del puesto que se está intentando cubrir, tomar contacto con personas que trabajan o conocen a la empresa, obtener información sobre su política de RRHH y expectativas de crecimiento son puntos clave para evaluar si es ese el lugar indicado para encontrar la tan anhelada satisfacción laboral. Antes de optar a una vacante, hay que informarse y pedir referencias.

6. Fortalecer el conocimiento de idiomas
El dominio de idiomas aumenta las posibilidades de mejorar la posición laboral. El manejo de inglés es uno de los requisitos que más se incluye en la descripción de competencias.

Si bien los títulos a veces son una condición excluyente puede darse la situación de tener que hacer frente a una entrevista en el idioma solicitado.

Aprovechar el verano para fortalecer el conocimiento del idioma buscando oportunidades para practicarlo: asistir a grupos de conversación, leer artículos y mirar canales extranjeros que ayuden a mantener "vivo" el idioma.

Si el candidato está interesado en proyectarse internacionalmente, es problable que necesite validar el conocimiento del idioma con exámenes. Prepararse para rendir es otra de las actividades que pueden profundizarse durante el verano. Y para los que no logran dominarlo, siempre hay cursos intensivos de verano que dan el "empujón" necesario.

7. Trabajar en la reputación online
Actualmente, las redes sociales son una excelente herramienta para reforzar el perfil. Las empresas suelen realizar búsquedas utilizando este medio y los postulantes visitan portales de empleo para participar en las que se ven interesantes.

Hay que decirlo también, los reclutadores utilizan las redes para enriquecer el perfil de los postulantes a quedarse con una vacante ya que son una fuente de información interesante para explorar. Esto hace que la Identidad 2.0 sea clave a la hora de inclinarse por uno u otro candidato.

Por eso resulta imprescindible tener actualizada la información del perfil, compartir contenido relacionado con la imagen que se quiere proyectar y hacer un uso estratégico de las distintas redes para reforzar la información volcada formalmente en un CV.

El verano es un buen momento para replantear la estrategia de comunicación en redes, poner al día los perfiles, ampliar la red de contactos y si no dominamos alguna plataforma clave, dedicarle un tiempo especial.

8. Reforzar la red de contactos
En línea con lo anterior, ampliar la red de contactos es clave para tener visibilidad y estar al día con lo que acontece en el mercado laboral.

Aumentar la actividad en redes sociales, concurrir a cursos o conferencias, asistir a charlas o exposiciones relacionadas con los propios intereses profesionales ayudará a ampliar el círculo de contactos.

 

SECCIÓN Management
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR