Finanzas

Los bancos siguen con su rentabilidad en caída: tuvieron el menor crecimiento en ocho años

16-02-2017 Los beneficios contables del sistema financiero crecieron de forma nominal el año pasado un 24% respecto 2015, lo que representa el más bajo nivel desde 2008. La buena noticia es que el crédito al sector privado creció en términos reales por quinto mes seguido, con una expansión de 10% desde agosto
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Uno de los sectores con mayor rentabilidad durante el kirchnerismo fue el financiero, pero en los últimos meses sus márgenes de ganancias comenzaron a caer de forma notoria luego de las diversas medidas tomadas por el Banco Central para impulsar la bancarización de la economía.

Según el informe sobre bancos publicado por el BCRA el miércoles, correspondiente a diciembre pasado, durante todo 2016 los beneficios contables del sistema financiero acumularon $74.560 millones, observando un incremento nominal de poco más de 24% respecto a 2015.

"Este es el menor crecimiento anual de los últimos 8 años, durante los cuales el aumento promedio fue de casi 42%, con picos de 66%, 58% y 50% en 2009, 2014 y 2013, respectivamente", informó la autoridad monetaria.

Más allá del dato negativo anual de todo el 2016, la rentabilidad mensual del sistema financiero creció casi un punto porcentual del activo en diciembre respecto del mes anterior, hasta ubicarse en 3,3% de forma anualizada, impulsada en parte por los menores egresos por intereses y por los mayores ingresos netos por servicios.

Más allá del desempeño puntual de diciembre, "en los últimos trimestres las ganancias contables del sistema observaron un sendero decreciente".

La rentabilidad sobre activos (ROA) del sector alcanzó 2,8% anual en el último trimestre de 2016, cayendo a lo largo del año: ubicándose 0,9 puntos porcentuales por debajo de los niveles del trimestre anterior y 1,9 p.p. del mismo período del 2015.

En líneas generales, esta menor rentabilidad fue explicada por las reducciones en los intereses cobrados por préstamos y en los resultados por títulos valores.

La liquidez bancaria cerró el año pasado en niveles elevados. A diciembre los activos líquidos -en moneda nacional y extranjera- representaron 34,7% de los depósitos, por encima del registro de noviembre y de fines de 2015.

En el último mes del año pasado la integración de capital del conjunto de bancos representó 16,7% de los activos ponderados por riesgo (APR), nivel levemente por debajo del registro de noviembre y superior al de fines de 2015.

El exceso de integración de capital del sistema financiero alcanzó 94% de la exigencia sobre el cierre del año, ligeramente por debajo del nivel del mes anterior, pero 15 p.p. por encima del registro de diciembre de 2015.

"Todos los grupos de bancos presentaron una posición de capital excedentaria en el período", aclaró el BCRA.

En cuanto a los últimos datos correspondientes a diciembre, el saldo de crédito total (en moneda nacional y extranjera) al sector privado se incrementó 3,1% en términos reales (32,1% interanual y -3,3% i.a. ajustado por inflación).

De esta manera, el crédito al sector privado creció en términos reales por quinto mes consecutivo, acumulando una expansión de 10,3% desde agosto, de acuerdo a los datos oficiales.

"Más aún, el financiamiento al sector privado cerró el último trimestre con un aumento real trimestral de 28% anual", afirmó el Banco Central. Este desempeño positivo se reflejó tanto en los préstamos a las empresas como a las familias.

En línea con el objetivo del BCRA de impulsar a las transferencias inmediatas como medio de pago alternativo al efectivo, a lo largo de 2016 el valor de estas operaciones acumuló una expansión real de 20,4% respecto a 2015, y de 31,2% en términos de cantidad de operaciones.

Por otra parte, la autoridad monetaria dirigida por Federico Sturzenegger dijo que la morosidad del crédito al sector privado permaneció sin cambios en diciembre, ubicándose en torno a 1,8% de la cartera.

"En la primera parte del año (pasado) se observó un ligero aumento en este indicador que fue parcialmente revertido durante la segunda mitad, acumulando así un incremento cercano a 0,1 p.p. entre puntas de 2016", detalló el BCRA.

El ratio de irregularidad de las financiaciones a las familias se situó en 2,7% en el mes, mientras que el correspondiente a los préstamos a las empresas se ubicó en 1,2% (ambos sin variaciones mensuales significativas).

En el cierre del 2016 el saldo de previsionamiento del sistema financiero alcanzó 136% de la cartera en situación irregular.
  
El saldo de depósitos del sector privado creció 6,4% en el último mes del año, con aportes de las colocaciones en dólares (8,1%, en moneda de origen) y en pesos (5,8%).

En los doce meses correspondientes del año pasado los depósitos del sector privado se expandieron 44% (5,4% en términos reales), con un mayor dinamismo relativo del segmento en moneda extranjera (111%).

El crecimiento de los depósitos del sector privado en pesos en 2016 alcanzó 26,7% (- 7,3% ajustado por inflación) y fue impulsado por los bancos públicos.

 

SECCIÓN Finanzas