Legales
Paso fugaz de Florencia y Máximo K en tribunales: presentaron escritos y denunciaron "persecución política"
06-03-2017 Los hijos de la ex presidenta estaban citados a indagatoria por el juez Bonadio que investiga la causa Los Sauces. Ambos presentaron un escrito y apenas pisaron los tribunales entre 20 y 30 minutos en medio de un fuerte operativo de seguridad y una amplia convocatoria de militantes kirchneristas
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Entraron y salieron. Los hijos de Cristina Kirchner, Florencia y Máximo, hicieron una fugaz visita a los tribunales de Comodoro Py, donde este lunes debían enfrentar la citación a indagatoria del juez federal Claudio Bonadio en la causa Los Sauces.

Llegaron temprano bajo un fuerte operativo de seguridad -más de 700 agentes de Gendarmería, Prefectura y Policía Federal custodiaban el edificio judicial de Retiro- y rodeados por cientos de militantes. Ingresaron y presentaron un escrito donde denunciaron una "persecusión política" hacia ellos y su mamá y aseguraron que la quieren "proscribir".

Florencia desembarcó 8.45 y se retiró 9.15 de la mañana. Su hermano, el diputado nacional del Frente para la Victoria, fue minutos más tarde. Ingresó a las 9.50 y se fue 20 minutos más tarde.

A Florencia y Máximo se los acusa -junto con su madre- de cinco delitos: cohecho, lavado de activos, falsificación de documentos públicos, negociaciones incompatibles con el rol de funcionario público y asociación ilícita.

"La única y verdadera causa por la que se me llama a prestar declaración indagatoria es por ser la hija de Néstor y Cristina", dijo Florencia.

Además, se quejó que su salario de $50.000 mensuales está embargado por decisión de la Justicia en la causa Hotesur, en la cual ella al igual que su madre son investigadas por el alquiler de los hoteles de la familia.

"Se me acusa de haber integrado una asociación ilícita que habría comenzado a desarrollar sus designios criminales desde el mes de mayo de 2003, o sea cuando sólo tenía 12 años", señaló y aclaró que fue en 2006 cuando se constituyó la sociedad y ella tenía 16 años.

"Me veo obligada a aclarar que en ningún momento de mi vida integré una asociación criminal ni tampoco participé en maniobras de lavado de activos de origen ilícito", añadió.

"Mi relación con Los Sauces SA se inicia como consecuencia del episodio más triste de mi vida" dijo en referencia a la muerte de su padre Néstor Kirchner, ocurrida en 2010.

Su hermano Máximo también presentó un escrito similar en el que acusó de ser víctima de una "persecución política y judicial" así como un "hostigamiento mediático".

Según dijo, la causa tiene la intención de "perseguir a los dirigentes políticos opositores, para proscribirlos y con el evidente objetivo de ocultar los graves problemas económicos y sociales que el mismo Gobierno le ha causado a vastos sectores de la sociedad".

"Resulta evidente que están decididos a proscribir a la ex presidenta de la Nación", agregó.

También remarcó que todos los alquileres fueron cobrados por transferencia bancaria, y que es una empresa de carácter "familiar".

Máximo y Florencia hicieron su ingreso por la puerta lateral donde fueron recibidos por un grupo de militantes y los dirigentes del kirchnerismo más duro.

Quiénes acompañaron a los hijos de CFK
En una muestra de respaldo a los hijos de la ex jefa del Estado, el kirchnerismo volvió a copar los alrededores del edificio ubicado en Retiro. Estuvieron, entre otros, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini ; el jefe de La Cámpora, Andrés "El Cuervo" Larroque ; los referentes de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella y Gabriela Cerruti; el ex presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde , y los legisladores Edgardo Depetri, María Teresa García y Mayra Mendoza.

También asistieron el ex jefe de la Agencia Federal de Inteligencia Oscar Parrilli y el diputado nacional por el Frente para la Victoria, Eduardo "Wado" De Pedro.

 

 

 

 

SECCIÓN Legales