Negocios

Volkswagen: "no habrá despidos hasta junio de 2018"

08-03-2017 La planta de General Pacheco tiene 600 suspensiones en el marco de un acuerdo con Smata, debido a la eliminación de un turno de producción
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Volkswagen es otra de las automotrices locales que limita su producción y se ve obligada a implementar suspensiones por plazos prolongados. El titular de la filial argentina de la marca, Pablo Di Si, dijo hoy que “todos los operarios suspendidos tienen estabilidad garantizada hasta junio de 2018”.

La plata de Volkswagen en General Pacheco eliminó un turno a fines del año pasado, lo que provocó la suspensión de 600 operarios de manera rotativa. Di Si, presente en el Congreso Económico Argentino, explicó que ahora las suspensiones van a ser fijas. “No son nuevas suspensiones ni hay despidos: son en el marco de un acuerdo con el sindicato Smata, por el cual hay estabilidad laboral hasta junio de 2018”, aclaró el directivo de Volkswagen.

Di Si detalló que los operarios “tienen estabilidad laboral asegurada hasta junio de 2018”, un periodo de 15 meses durante el que cobrarán un 75% de sus haberes.

Sobre el futuro, Pablo Di Si dijo que está en negociaciones una importante inversión de parte de la casa matriz de Volkswagen, pero que habrá que esperar dos meses para que se den a conocer los detalles.

“En este plano el pensamiento no es tanto en el corto plazo o la devaluación, sino cómo hacer un mercado argentino, brasileño y sudamericano de acá a cinco a diez años. Por suerte, hemos encontrado el producto ideal, es un producto nuevo, innovador, no ha sido definido, tenemos una serie de negociaciones con casa matriz hasta poder definirlo. Espero que se dé todo y poder anunciarlo en un par de meses”, adelantó Di Si a Clarín.

 

Desventajas competitivas
Al ser consultado sobre los factores que afectan a la productividad y competitividad de Volkswagen en Argentina, Di Si no dudó en señalar a la alta inflación y al tipo de cambio.

“Nuestra planta de Córdoba exporta 96% de su producción. Al tener un 40% de inflación en 2016, nos volvimos mucho más caros en dólares y en euros. Cuando tenés una inflación tan alta, te afecta en el corto plazo. Yo tengo fe en las medidas del presidente del Banco Central, creo que tiene una buena visión a mediano plazo”, explicó.

Por otra parte, puntualizó algunas cuestiones del marco impositivo y laboral que podrían ayudar a mejorar la situación productiva de la marca. “Traemos autos de Alemania, México, de Brasil. Pero estamos exportando impuestos a los Ingresos Brutos, impuestos municipales, alto ausentismo (en el conjunto de la industria supera el 10%)”, advirtió. Y agregó: “Todas esas variables hay que trabajarlas entre el Gobierno, el sindicato y las empresas. Mejorar los tiempos de fabricación, mejorar la ergonomía de la gente que trabaja en la fábrica, ser más productivos. Pero también hay que corregir los desbalances de llevar una economía un poco más abierta”.

El caso General Motors
Tal como informó ayer iProfesional, GM es otra de las automotrices locales que está llevando adelante un proceso de suspensiones mediante acuerdos logrados con el sindicato Smata.

Según dirigentes del gremio de los obreros mecánicos, el acuerdo de 350 suspendidos por 9 meses ha permitido evitar 400 despidos en la planta de GM en Rosario.

 

SECCIÓN Negocios