Economía

La UIA niega el fin de la recesión y reclama al Gobierno medidas para evitar los despidos

09-03-2017 La central fabril advirtió que el sector "seguirá cayendo" por la caída del consumo y señaló que "apenas se pueden pagar los sueldos". Se despegó así de las críticas de los funcionarios y la CGT por incumplir el pacto "antidespidos" firmado el año pasado
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El vocal de la Unión Industrial Argentina (UIA) José Urtubey advirtió este jueves que la caída en la actividad del sector se mantendrá en el primer trimestre del año, y pese a las críticas del Gobierno y de la CGT, ratificó "la voluntad, el esfuerzo y el compromiso de mantener los puestos de trabajo".

"El año pasado terminamos con una caída del 5 por ciento de la actividad industrial. El empleo cayó el 3,2%, y si bien cualquier caída es importante, está claro la voluntad, el esfuerzo y el compromiso de mantener los puestos de trabajo pese a la espantosa situación económica que se vivió en término de actividad industrial", aseguró.

En declaraciones a radio Milenium, el empresario agregó que "enero va a dar casi un 2 por ciento abajo" por lo que "el primer trimestre vamos a seguir cayendo", pese a que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, afirmó días atrás que le recesión "terminó".

En ese marco, Urtubey reclamó al Gobierno "buscar una competitividad sistémica, no ligadas a las viejas recetas de tipo de cambio" a través de "reformas tributarias", aunque lamentó que recién lo estén evaluando impulsar el año próximo.

Además, el dirigente de la UIA advirtió que "hay que cuidar el mercado doméstico", y dijo que el año pasado el sector industrial vivió "una tormenta perfecta" debido al "incremento del 17 por ciento del volumen de las importaciones en un mercado doméstico que estalló".

"La falta de consumo en el mercado doméstico es clave, en un mundo que cambió. Ahí hay que hacer una revisión, tenemos tasas que todavía están caras. El modelo industrial debe ser uno de los pilares porque es el que más puestos de empleo genera. Todas las medidas tienen que apuntar a cuidar el mercado doméstico", agregó.

En tanto, el secretario de la Unión industrial Juan Carlos Sacco advirtió que "ni el Gobierno, ni la CGT se pueden arrogar el derecho" de impedirles despedir empleados.

"Apenas se pueden pagar los sueldos", indicó. En esa línea, señaló que el convenio que se firmó en noviembre pasado sobre el ‘pacto antidespidos' "fue una declaración de deseos".

En diálogo con radio Continental, Sacco reveló que "la industria no despidió como lo tendría que haber hecho" como consecuencia "del parate que hay desde hace 15 meses, más los cuatro años anteriores" con el Gobierno kirchnerista.

"Ya no tenemos más espalda", alertó, al tiempo que detalló que lo que ‘firmaron ellos fue una declaración de deseos". Pero se preguntó si realmente creen que "¿tienen la potestad de obligar a 19 convenios colectivos?‘.

"Ni el Gobierno, ni la CGT se pueden arrogar el derecho" de impedir despidos, señaló el dirigente.

Además explicó que lo que hicieron fue hacer un sugerencia porque "ante la crisis en la economía regional como en los demás sectores, no se puede dar".

Al finalizar, Sacco advirtió que "sí rápidamente no se toman medidas para que se reactive el mercado interno, vamos a seguir dando vueltas a la calesita y la vamos a terminar chocando".

El vicepresidente de la central fabril, Daniel Funes de Rioja dijo el miércoles que la entidad firmó lo que siempre dijo que podía firmar, con los alcances que tiene. "No se podía ir más allá, ni en materia de despidos ni respecto del bono de fin de año".

La reacción de la UIA llegó luego de la movilización del martes, en la que la CGT denunció la falta de cumplimiento del "pacto antidespidos" firmado en noviembre pasado.

Asimismo, en los últimos días, algunos funcionarios cuestionaron la "falta de representatividad" del sector empresario para comprometerse en cuestiones que no pueden cumplir.

SECCIÓN Economía