Negocios

Ponen a la venta los últimos terrenos de Catalinas Norte por u$s300 millones

10-03-2017 El dinero se usará para pagar parte de la obra del Paseo del Bajo. El 65% de la superficie deberá destinarse a espacios públicos y a la apertura de calles
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La Legislatura porteña aprobó la construcción de torres en el playón ferroviario de Retiro, conocido como "Catalinas II". Ahora la Nación podrá vender la tierra y ceder el dinero para la construcción del Paseo del Bajo.

La ley había sido votada en diciembre, pero debía pasar por una audiencia pública y una segunda aprobación.

Esto último ocurrió el jueves, donde la iniciativa consiguió 42 votos: los 26 del PRO más seis del bloque de Martín Lousteau y la UCR, uno del massismo, tres del partido de Graciela Ocaña, tres del PJ, dos del Socialismo y uno de Claudio Palmeyro, el diputado que responde a Omar Viviani.

Así como la ley tuvo amplio apoyo, también hubo críticas. "Hay un verdadero estado de excepción para privatizar tierras, armado entre el anterior gobierno kirchnerista y el actual", se quejó Marcelo Ramal, legislador del Partido Obrero.

Se trata del playón ubicado entre las torres de Catalinas Norte y la Dársena Norte. Son 91.337 m2 que valen más de u$s300 millones.

Además de las vías, hay algunas instalaciones con concesiones o permisos precarios, como una estación de servicio Dapsa en la esquina de San Martín y Antártida Argentina, la terminal de Tienda León, una playa de ocho líneas de colectivos, garajes y galpones.

De acuerdo a la ley, la Ciudad autoriza la construcción de torres de oficinas, viviendas, servicios y hotelería en un 35% de la superficie. El otro 65% será de uso público, entre espacios verdes y apertura de calles.

En la Agencia de Administración de Bienes del Estado explicaron que hay lugar para hasta siete edificios, pero que es posible que haya desarrolladores que compren más de una parcela para hacer construcciones más grandes.

Todo el dinero obtenido por esta venta se destinará al Paseo del Bajo, la autopista subterránea que unirá la Av. 25 de Mayo y la Buenos Aires-La Plata con la Illia en Retiro. La vía rápida, que será usada por camiones y micros, tendrá 6,7 km. y completará la circunvalación de la Ciudad, junto con la General Paz y la avenida 27 de Febrero. 

La traza se hará en trinchera, en el espacio entre las avenidas Huergo/Madero y Alicia Moreau de Justo. En el techo de la autopista instalarán un parque lineal de 60.000 m2, con ciclovías, mobiliario urbano y senderos peatonales, y también abrirán las calles perpendiculares para vincular mejor el Bajo y Puerto Madero.

Los u$s300 millones de la subasta de Catalinas II cubrirían poco menos de la mitad de los u$s650 millones que costaría el proyecto. El resto vendrá de un crédito ya aprobado por la Corporación Andina de Fomento.

La obra comenzó en enero. Según informó AUSA, se están haciendo cateos en ambos extremos de la futura traza y liberando espacios en el sector del puerto. También están montando los obradores, según pudo saber Clarín. 

SECCIÓN Negocios