Tecnología

Google y Fundación Linux respondieron a la filtración de WikiLeaks

10-03-2017 La web de Assange publicó casi 9.000 documentos que describen cómo la CIA estadounidense se vale de técnicas de hacking para vulnerar teléfonos y SmarTV
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Google y la Fundación Linux resaltaron la "seguridad" que tienen sus sistemas operativos por la alta frecuencia de actualizaciones, tras la revelación por parte de Wikileaks de Vault 7, la "mayor filtración de la historia" -según la plataforma- que contiene las herramientas desarrolladas y utilizadas por la CIA para su programa de hackeo.

"Según hemos revisado los documentos, estamos seguros de que las actualizaciones de seguridad y protecciones tanto en Chrome como Android ya protegen a los usuarios de la mayoría de estas supuestas vulnerabilidades" reportadas, señaló Heather Adkins, directora de Seguridad y Privacidad de la Información de Google, en un comunicado.

Nicko van Someren, jefe de Tecnología en la Fundación Linux, dijo a la prensa que los "ciclos de liberación rápido" permiten que la comunidad de código abierto pueda arreglar vulnerabilidades y liberarlas ya solucionadas a los usuarios de forma mucho más rápida.

La directiva de Google insistió en que el gigante de Internet está realizando un análisis y que implementará cualquier otra protección en caso que sea necesaria. "Siempre hacemos de la seguridad nuestra mayor prioridad y seguiremos invirtiendo en nuestras defensas", agregó.

El representante de Fundación Linux, explicó que la Iniciativa de Infraestructura Central (CII, en inglés) de ese organismo, "está trabajando para asistir de forma activa a proyectos de código abierto a nivel global y así ayudarlos a que desarrollen su código con las mejores prácticas probadas para obtener resultados más seguros".

"Décadas de desarrollo de software nos dicen que el software nunca estará libre de fallas. A través del trabajo de comunidades de código abierto, la asistencia de programas como CII y el compromiso con un gran número de talentos y el apoyo de empresas contribuyentes, podemos permitir que las comunidades de software de código abierto continúen produciendo parte del software más seguro del planeta", añadió van Someren.

Estas declaraciones tienen lugar luego de que Wikileaks publicara casi 9.000 documentos que describen cómo la CIA estadounidense se vale de técnicas de hacking para vulnerar teléfonos, televisores y sistemas operativos para espiar personas.

Estos equipos incluyen a los iPhones de Apple, los sistemas operativos Android y Windows, de Google y de Microsoft respectivamente, y a televisores inteligentes de Samsung.

Según los documentos revelados, la Subdivisión de Desarrollo Móvil de la CIA logra controlar y obtener información de iPhones y otro productos de Apple, como iPads, dado que fabrica su propio malware para infectar los equipos, o lo obtiene de la NSA y el FBI, así como del GCHQ británico o de contratistas tercerizados de "cíber armas", como la empresa Baitshop.

SECCIÓN Tecnología