Negocios

SanCor se reunió con el Gobierno y avanza con su reestructuración

11-03-2017 Buscan diferentes alternativas para resolver la situación que atraviesa la empresa láctea. Entre las posibilidad, analizan la venta del 80% de la compañía
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

En medio de protestas para evitar el cierre SanCor, la empresa decidió avanzar en su reestructuración. Así lo acordó en una reunión que mantuvo con funcionarios, en la que se barajó la venta y el recorte de 1.000 empleos, una opción resistida dentro la firma como en las provincias.

La audiencia tuvo lugar en el Ministerio de Agroindustria, donde el titular de la casa, Ricardo Buryaile, el de Trabajo, Jorge Triaca, y el asesor del Ministerio de Producción, Ignacio Werner, analizaron una eventual salida a la crisis de la empresa con su presidente, Ariel Ferraro, y el líder del gremio lechero Atilra, Héctor Ponce.

Aunque sus autoridades mantienen silencio, la principal cooperativa lechera del país presentará en las próximas horas una propuesta formal de reconversión. Esa es una de las condiciones que fijó el Ejecutivo para brindarle asistencia financiera, luego de otorgarle $250 millones en 2016 y negarle en los últimos días un préstamo de $4.500 millones.

"Se comprometieron a evaluar los mejores caminos para llevar adelante la situación actual de la mejor manera, con el apoyo del gobierno", señalaron en la Rosada.

Una de las alternativas que se evalúa es la venta. Sería la vía para dejar de ser una cooperativa y convertirse en Sociedad Anónima, con el objetivo de desprenderse de un 80% del capital, incluidos 1.000 de sus 4.000 trabajadores.

La propuesta contaría con el aval de Atilra, gremio que en en las últimas semanas mantuvo un curioso hermetismo y se limitó a difundir el comunicado de la empresa, en medio de la parálisis que afecta a 4 de las 16 plantas de SanCor y el peligro de desabastecimiento. Una situación provocada por deudas de US$ 280 millones, la crisis del sector lácteo y la caída de las exportaciones.

En cambio, el sindicato de Camioneros volvió a protestar ayer con un bloqueo en la planta distribuidora Lactosur en La Plata para exigir el pago de sueldos atrasados. La empresa se ofreció en la reunión a pagar uno de los cuatro meses de salario que adeuda, pero el gremio liderado por Pablo Moyano se opone a la venta.

Los funcionarios, en tanto, se mostraron cautos frente a esa propuesta. "Es una decisión política de los cooperativistas que no pasa por nosotros", dijo ayer Buryaile. Y señaló que el Gobierno está a dispuesto a colaborar: "El instrumento financiero es el Banco Nación pero hay que calificar", según Clarín.

El temor en la Rosada es que los recortes no sean suficientes. Para algunos la firma debería entrar en concurso de acreedores para "sincerar". Justamente parte de la deuda es con el Estado: la AFIP y el BICE.

SECCIÓN Negocios