Management
Para que impulsen sus planes, Edenor repartirá acciones entre sus ejecutivos
13-03-2017 La empresa propiedad del grupo Pampa Energía lanzó un plan de incentivo para lograr el alineamiento de su personal con los proyectos estratégicos de largo plazo                                                                          
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La distribuidora energética Edenor resolvió crear un plan de incentivo de largo plazo para parte de su personal con el objetivo de lograr una mayor sinergia entre sus planes para los próximos años y el compromiso de sus ejecutivos con estos lineamientos corporativos.

La compañía, propiedad del holding Pampa Energía, que dirige el empresario Marcelo Mindlin, busca de este modo "favorecer el alineamiento del desempeño del personal con los planes estratégicos de la sociedad", según comunicó la semana pasada a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

En el informe, la mayor distribuidora de energía de la Argentina agrega que el plan también tiene como necesidad "generar un vínculo claro y directo entre la creación de valor para el accionista y la compensación de su personal clave".

Para lograr esta sinergia, el directorio de Edenor decidió entregar acciones propias en cartera u otras que en el futuro "eventualmente pudiera adquirir a tal fin", tal como se explica en el comunicado.

El proyecto llega casi en simultáneo a la publicación de los resultados financieros de Edenor durante el año pasado, que arrojaron una fuerte pérdida de $1188 millones en comparación con los $779 millones que perdió en 2015.

De hecho, la compañía sigue mostrando balances negativos a pesar de los cambios tarifarios impuestos por el Gobierno y que permitieron a las distribuidoras del sector sortear el cepo tarifario que había impuesto el kirchnerismo durante 12 años.

En este sentido, los resultados negativos que registró en 2016 le insumen a la compañía el 100% de las reservas y más del 50% de su capital, lo cual hizo que sus ejecutivos comenzaran a analizar alternativas para evitar posibles situaciones de conflicto. Esto se debe a que el artículo 206 de la Ley de Sociedades establece la reducción obligatoria del capital cuando se presenta esta circunstancia.

De todos modos, no se trata de un escenario nuevo para Edenor. Ya en marzo del año pasado estuvo al borde de la disolución también producto de pérdidas mayores a las de su capital social. En ese momento, una decisión del Gobierno le permitió algunos asientos contables de su último balance y evitar caer en una situación de patrimonio neto negativo, con lo que tendría que haber iniciado el proceso de liquidación de la empresa, según establece la ley de sociedades.

En el caso de la distribución de acciones entre su personal, se trata de una medida similar a la que su holding, Pampa Energía también llevará a cabo. La semana pasada El Cronista anticipó que el grupo compró acciones propias y ADR para sus ejecutivos. Se trató de una recompra por $ 15,74 millones en 25.000 acciones y 20.280 ADR que serán repartidas entre 20 de sus ejecutivos para impulsar un plan de compensación entre ese personal.

Con esta operación, Pampa ya adquirió 193.000 acciones por $5.588.655; y otras 92.280 ADR, por u$s3.484.866, equivalentes a $71.813.425, lo que suma un total de $77.402.080, señala El Cronista.

SECCIÓN Management