Economía
La tragedia ricotera reabre polémica por los negocios y la fortuna del Indio
13-03-2017 Detrás del recital que terminó con dos muertos, se esconde un mundo de negocios. La productora del Indio quedó en el ojo de la tormenta y hay acusaciones cruzadas por la organización de un espectáculo que superó a los responsables
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

"El lujo es vulgaridad", cantaba el Indio Solari allá por el año 1991 cuando lanzó, junto a Los Redonditos de Ricota, el sencillo Un poco de amor francés. Tras la ruptura de la emblemática banda, las arcas personales y la productora Los Chacales fueron objeto de debate: cuánto recauda el músico por cada una de sus "misas" y qué responsabilidad tiene en la organización.

El pogo descontrolado que costó el sábado por la noche la muerte de dos de sus seguidores durante la "comunión" en Olavarría volvió a generar polémica. Un cocktail letal compuesto por falta de controles, sobreventa de entradas y el "clásico" de abrir las puertas luego del tercer tema, duplicando el número de asistentes.

Pero ya antes de la tragedia, mucho se especuló sobre la fortuna que maneja el cantante.

Solamente por este recital, el cálculo de la facturación bruta es asombroso: considerando que unas 200 mil personas hayan pagado la entrada de $800, la cifra redondeada supone u$s8 millones.  

El negocio ricotero
La carrera como solista del Indio marcó un cambio radical en la organización de sus recitales: es él quien se encarga de producir cada una de sus multitudinarios conciertos, las mismas por las que factura año a año cientos de millones de pesos.

El negocio detrás de los recitales es múltiple: entradas, los micros, las estadías de sus seguidores, el merchandising, los anunciantes y hasta los puesteros que venden alimentos y bebidas dentro y fuera de los predios elegidos por el músico.

"Lo que viví en Olavarría fue de las peores experiencias de mi vida, la desorganización en cuanto al recital, las puertas liberadas para que pase cualquiera, los hospitales colapsados por gente intoxicada, las personas dadas vuelta por tomar merca: ¡qué droga de mierda!", confió Rodrigo Gaetano, quien reconoció en diálogo con BigBang haber trabajado para una de las empresas que ofrecían traslados en micro.

El joven relacionista público responsabilizó de modo directo al músico. "Te hablo directamente a vos Indio: sos consciente del movimiento masivo que generás y la verdad, te cagás en toda tu gente que te sigue hace años. Total, vos la juntás en pala, tocás tres horitas y estás en tu casa viendo las noticias por televisión. ¡Me das vergüenza y asco como persona! Disturbios, incidentes, jóvenes desaparecidos y personas muertas.Gracias a Dios estoy bien", sumó.

Sólo en entradas oficiales por el recital que brindó el sábado por la noche en Olavarría, que se vendían a $ 800, Solari recaudó $ 160.000.000, es decir: más de diez millones de dólares. El runrún ricotero sugiere que, además, el Indio tendría una participación en los negocios vinculados a las empresas de micros que trasladan a sus fans.

El "combo de la misa" variaba en función de la distancia a recorrer. Desde capital y según pudo confirmar BigBang, el precio del pasaje ascendía a los $1.200, pero contaba con el acceso a un camping cercano al predio para "pasar el día" y, eventualmente, la noche luego del recital.

La fortuna del indio
El hermetismo del Indio se vio interrumpido en el año 2012, cuando la revista Forbes Argentina elaboró un listado con los músicos más ricos del país y le adjudicó el primer lugar, con una fortuna por entonces valuada en u$s13 millones.

"Con 63 años recién cumplidos, el ex líder de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota es el músico argentino con mayor fortuna personal. En actividad desde mediados de la década del '70, Solari y su obra musical lograron una inesperada masificación que, durante la convertibilidad primero y en su carrera solista iniciada en 2005, lo convirtió en millonario", explicaba la publicación.

En su momento, los asistentes a los shows del Indio rondaban los 70 mil. "La clave que acompaña la inobjetable calidad de sus canciones fue la independencia con la que el artista se maneja en el negocio de la música", destacaba el texto, en alusión a la producción directa de cada uno de sus espectáculos.

Desde que la revista salió a la calle, el músico se presentó en cinco oportunidades: Mendoza (2013 y 2014), Gualeguaychú (2014), Tandil (2016) y Olavarría (2017). Además, presentó el documental Tsunami, por lo que sus ganancias se incrementaron de modo considerable, pese a que él objetó en su momento la cifra publicada.

"Los datos sobre mi ‘fortuna' son un total dislate y me sorprende que no tenga dicha revista un ‘informante' en la AFIP que los proteja de cometer semejante error. Me tomo el trabajo de contestar, pues esto ya no se trata de un chisme risueño, como otros que tengo que soportar, sino de algo grave que puede poner en peligro la seguridad de mi familia", se defendió Solari.

SECCIÓN Economía