Management

Con paritarias demoradas, las empresas se muestran reticentes a la hora de contratar personal

14-03-2017 Pasó el entusiasmo de principios de año y el repunte en el mercado de empleo todavía es una deuda. Firmas de todos los tamaños incrementaron la perspectiva de reducciones de su staff, si bien las medianas se consolidan con la expectativa más positiva
Por Paula Krizanovic
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Por más que referentes del Gobierno se empecinen en hablar del fin de la recesión, de la caída de la inflación y de que promulguen la llegada de los primeros "brotes verdes", el termómetro en el mercado no marca el mismo clima.

Los empresarios siguen esperando señales más concretas no sólo para abrir sus bolsillos, sino también a la hora de pensar en incrementar el personal de modo tal de hacer frente a este potencial escenario de recuperación.

Con las paritarias demoradas, a las firmas les resulta difícil hacer el cálculo de cuánto deberían invertir por cada nuevo empleado, lo cual repercute negativamente en la demanda.

Por lo pronto, las expectativas que trajo el cambio de Gobierno el año pasado nunca terminaron de impactar favorablemente en lo que hace a las perspectivas de creación de empleo.

Se preveía un muy leve aumento de las contrataciones hacia el final de 2016, pero esto no llegó a consolidarse. Finalmente, el esperado repunte se postergó para este año, que empezó con cierto entusiasmo. Sin embargo, las evidencias siguen señalando, en el mejor de los casos, que habrá que esperar unos meses para que esto suceda.

Así lo demuestra la última Encuesta de Expectativas de Empleo (ENE) de ManpowerGroup Argentina.

La misma da cuenta de que las intenciones de tomar personal se redujeron para el segundo trimestre del año respecto del inicio de 2017.

La ENE para el período abril-mayo-junio del corriente es de un 4% ajustada por estacionalidad.



Esta medida (4%) se obtiene restándole al porcentaje de empleadores que prevé un aumento en sus contrataciones el porcentual de quienes anticipan una disminución en su nómina.

La cifra, que surge del último relevamiento, muestra una reducción de dos puntos con respecto a la del trimestre anterior, que era del 6%.

"Con un 74% de los 800 encuestados indicando que no realizará cambios en sus nóminas, nuestro estudio refleja que los planes de contratación para los próximos tres meses son muy cautelosos", afirmó Alfredo Fagalde, Director General de ManpowerGroup Argentina.

"Esto, en parte, se debe a que aún no se detectan signos claros de hacia dónde se focalizará la economía, por lo que los empleadores están a la expectativa de ver qué sucede antes de tomar decisiones más definitivas sobre sus planteles", añade.

"No hay curvas definidas ni para arriba ni para abajo si uno ve las últimas cuatro o cinco muestras. Estamos siempre con un valor positivo pero muy moderado", expresa.

En este trimestre generalmente se da como agregado el impacto de las negociaciones paritarias, algo que provoca incertidumbre.

En este contexto, Fagalde sostiene que las decisiones de tomar personal están directamente relacionadas con el costo asociado y su impacto en la masa salarial.

"Este año, en particular, las paritarias vienen muy demoradas y sin mucho indicio de cómo cerrarán. En otras ocasiones -si bien a esta altura no están cerradas- se podía anticipar una cifra aproximada, a partir de lo que dejan entrever muchos gremios y convenios", apunta el experto.

Sin consensos
La mala noticia es que al desagregar los datos, se observa que las intenciones de contratar crecieron en un punto mientras que las de recortar personal lo hicieron en dos.

La incertidumbre sobre el devenir de la economía hace que:

- Sean menos las empresas que no prevén hacer cambios (respecto de los sondeos de principios de año)

- Varias que no pensaban reducir su plantel ahora tengan esta posibilidad en agenda

Esto va más allá del tamaño de la firma, si bien se acentúa en las grandes. De hecho, respecto al trimestre anterior:

- Las intenciones de contratación cayeron en las que poseen más de 250 empleados

- Las medianas, en tanto, son los que reportan los planes más optimistas, con una ENE del 11%

"En términos de empleo esto es bueno por un tema de volumen, ya que es mayor en las medianas empresas que en las grandes. Es más preocupante cuando las primeras muestran expectativas más débiles", considera Fagalde.


En todo caso, la buena nueva es que las perspectivas de los 800 empresarios consultados siguen en terreno positivo.

Ante la pregunta sobre si los ejecutivos de negocios siguen esperando un repunte, Fagalde afirma que varios vienen de un arranque de año muy duro y que están a la espera de que mejore el contexto.

"Hay de todo. Algunos no tienen previsto modificar el plantel en el corto plazo. Hay comercios minoristas que han tenido un enero y febrero muy duro -más de lo que esperaban- y otros que esperan poder estar más activos en el segundo semestre, si es que se dan ciertas condiciones", indica el experto.

El directivo de ManpowerGroup Argentina afirma que actualmente ya no existe un claro consenso sobre que finalmente habrá un repunte en el mercado laboral, o de si la situación va a seguir "chata" y con demanda muy moderada.

Los más y los menos
Por lo pronto, los empleadores de los nueve sectores encuestados esperan un incremento de los niveles de contratación hacia el segundo trimestre de 2017.

En cuanto al ranking de esa eventual mejora:

- En primer lugar se ubica el rubro Finanzas, Seguros y Bienes Raíces, con una ENE del 10%

- Le sigue el sector de la Administración Pública y Educación (7%)

- En tercero, cuarto y quinto puesto se posicionan Agricultura y Pesca (6%), Construcción (5%) y Comercio (4%)

Las intenciones de contratación más moderadas se observan en el Manufacturero (ENE de 3%), seguido por el de Minería y Servicios y el de Transporte y Logística (2% en ambos casos).

"Se esperaba que la construcción mejorara, con tantos anuncios que hubo. Por el contrario, bajó dos puntos con respecto al trimestre anterior y unos seis en relación con el año pasado", consigna Fagalde.

Añade que en ese sector la demanda de personal no se hace evidente hasta que se concreta la inversión. Es decir, hasta que se licitó o se aprobó la obra.

A modo de "termómetro" o indicador, expresa que el subrubro correspondiente a la extracción de piedras y minerales de construcción (Minería) ya está mostrando mejoras y una expectativa de mayor actividad.

En tanto -en seis de los nueve sectores- se observan que los empleadores reportan previsiones más débiles de contratación de personal en relación con el trimestre pasado.

El declive más notable se observa en Agricultura y Pesca, con una disminución de 9 puntos porcentuales, mientras que Manufactura presenta una baja de 6 puntos.

Como contrapartida, las expectativas se fortalecen 3 puntos en los sectores de Finanzas, Seguros y Bienes Raíces, al igual que en Transporte y Logística (en Comercio, un solo punto porcentual).

Comparaciones Regionales
En cuanto a las zonas, los empleadores planean aumentar sus planteles en cuatro de las seis regiones analizadas por ManpowerGroup, de cara a los próximos tres meses.


- Las expectativas más fuertes se detectan en la zona Pampeana (ENE del 7%)

- En segundo orden aparece el NEA (Noreste), con 6%

- AMBA (Ciudad de Buenos Aires) y NOA (Noroeste) le siguen con el 5%

- En el otro extremo aparece la región de Cuyo, con un declive del 3%

- La Patagonia no muestra variaciones en sus intenciones de contratación

"Nuestros clientes nos informan que en Cuyo hay un tema concreto con la escasez de uva y mosto, sumado a que no resulta económico el comercio exterior con este valor del dólar", indica Fagalde.

Asimismo, destaca que la Patagonia, que aparecía con números negativos en la última medición, "ahora luce estable porque subió la producción y exportación de frutas", lo que hace que esté demandando personal.

Con respecto al primer trimestre de este año, las perspectivas decrecen en la mayoría de las regiones.

La caída más notable es de 11 puntos porcentuales para Cuyo, mientras que las demás muestran cambios mucho menores.

La zona Pampeana presenta un declive de 3 puntos porcentuales, mientras que en NOA y AMBA son de 2 y 1 (p.p.) respectivamente.

Por otro lado, las expectativas de contratación se fortalecen en Patagonia, donde los empleadores reportan un incremento de 5 puntos porcentuales, y en el NEA, con un punto porcentual arriba.

Cuando se comparan los resultados con el segundo trimestre de 2016, mejoran en la mitad de las regiones: crecen 5 puntos porcentuales en Patagonia y unos 3 y 2 puntos en la región Pampeana y NOA.

Las restantes zonas dan cuenta de un declive, especialmente en Cuyo (12 puntos porcentuales), y NEA (9 p.p.).

En AMBA, en tanto, se advierte una leve caída de un solo punto porcentual.

SECCIÓN Management
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR