Legales
¿Es posible que el Indio Solari termine preso tras la tragedia?
13-03-2017 La peor acusación que podría sufrir el cantante sería la de "homicidio culposo", que para el caso tiene una pena máxima de cinco años de prisión.
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La situación judicial del Indio Solari derivada de la tragedia del recital del sábado es tan amplia que puede terminar con el ex líder de los Redonditos de Ricota preso, como ocurrió con el ex cantante de Callejeros, Patricio Fontanet, por la tragedia de Cromañón, o bien siendo acreedor de una cuantiosa indemnización.

El destino de Solari dependerá de una multiplicidad de factores, entre ellos las causas del deceso de las dos víctimas mortales: si fallecieron como consecuencia del recital y su contexto, Solari podría eventualmente tener responsabilidad. Pero si pudo haber ocurrido igualmente aunque no hubieran concurrido al evento, entonces la responsabilidad se diluirá en los entremeses de los expedientes.

Si los dos fallecidos hubieran sufrido cuestiones vinculadas con el recital, lo que habrá que determinar es si Solari tuvo o no participación en la organización.

En el caso Cromañón, la Justicia determinó que Callejeros era co-organizador del show, y en consecuencia debía responder como tal. En el concierto de Olavarría, Solari no aparece con ese rol en el contrato, pero eso no lo exime taxativamente de responsabilidad, al menos no sin una investigación previa, informó la agencia DyN.

La peor acusación que podría sufrir Solari sería la de "homicidio culposo", que para el caso tiene una pena máxima de cinco años de prisión.

Hasta ahora, el cantante no está acusado de ningún delito. Por esto es que la fiscal de Olavarría, Susana Alonso, en principio le tomó declaración como "testigo".

¿Solari “víctima”?
Si se probara que Solari no organizó el show y no fue socio de los organizadores, pero como consecuencia de lo que ocurrió y –sobre todo– las razones por las que se produjeron los trágicos hechos, resultó damnificado, entonces podría incluso considerarse como víctima.

Como no sufrió ninguna consecuencia personal, difícilmente pudiera ser querellante en un juicio penal, porque no sería técnicamente un "particular damnificado".

Pero, en un juicio civil, podría argumentar que las falencias de la organización (de la que se considera ajeno) afectaron sus posibilidades actuales y futuras como artista y le causaron "daños y perjuicios", cuyo resarcimiento podría reclamar en tribunales.

En cualquiera de los escenarios, se están iniciando procesos judiciales que, en el mejor de los casos, tendrán sentencias en un plazo no menor a cinco años y probablemente mayor a diez.

SECCIÓN Legales