Negocios

Para debilitar el paro de la CGT, Macri anunció el acuerdo automotor y se sacó la foto con gremios

15-03-2017 El Presidente encabezó el acto en Casa Rosada, donde llamó a impulsar la "competitividad" y "buscar consenso" en medio de la creciente conflictividad. Este jueves la central obrera confirmaría un paro a realizarse entre el 4 y 6 de abril
Por Juan Manuel Barca
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Mauricio Macri retomó la agenda política y se mostró junto a empresarios, gremialistas y gobernadores. Fue este miércoles al anunciar un acuerdo para producir 1 millón de autos par arelanzar la actividad automotriz, hoy afectada por suspensiones y despidos debido a la caída de Brasil.

El Presidente encabezó el acto en Casa Rosada, donde llamó a impulsar la "competitividad" y "buscar consenso". Un mensaje con el que apunta a distender la creciente conflictividad con los maestros, los movimientos y la CGT, que este jueves confimaría un paro para entre el 4 y 6 de abril.

"Hoy es el segundo gran acuerdo después de meses de trabajo en conjunto. Esperamos poder repertirlo, hace falta madurez, sentido común y un fuerte compromiso para que cada uno aporte lo mejor de sí", señaló, y aseguró que "esta es la herramienta".

En su discurso Macri repartió guiños a diestra y siniestra. Uno de los aludidos fue el titular del gremio metalmecánico Smata, Ricardo Pignanelli, quien se mantiene fuera de la CGT y hoy es uno de los dirigentes más cercanos al Gobierno.

"Dialogamos con ´Pigna´, impulsamos la ley autopartista, negociar con Brasil, desarrollar tema autopartista, para asi aumentar nivel de integración, queremos que llegue al 35%. Eso se logró en equipo", afirmó.

Previamente, el jefe de Estado mencionó a otro de sus aliados, el líder del sindicato de petroleros de base de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Neuquén, Guillermo Pereyra. Fue al mencionar el acuerdo de Vaca Muerta, plataforma y modelo para el lanzamiento de su réplica en la industria automotor.

Macri sostuvo que "un país sin energía no puede crecer" y apuntó a "las malas politicas del gobierno anterior". También elogió el rol del ministro de Energía, Juan José Aranguren, y del neuquino, Omar Pérez, el gobernador más cercano a Cambiemos. "Va a haber y una revolución de empleo", repitió.

El Presidente también empatizó con los ejecutivos de las fabricantes de autos, al recordar que integró "la familia de la industria automotriz" y ponderar su "entusiasmo". Pero apuntó en especial a las Pyme, un sector que la semana pasada participó de la marcha de la CGT.

"Hay un entusiasmo, una sana competencia, es más que los 90 mil puestos directos o los 150 mil indirectos, es incorpracion de nuevas tecnologías, el núcleo de Pyme que tenemos", señaló, y agradeció al Congreso la aprovación de la Ley Pyme.

El mandatario describió un escenario optimista, luego de que en los últimos días la UIA y la CAME se quejaran por las importaciones y la recesión. Destacó el lanzamiento de créditos a 30 años a través del plan Procrear y la reactivación del campo, "tal vez el motor más potente que tenemos".

En un mensaje al empresariado pidió que "ayuden a poner el país en marcha" y citó como ejemplo que "el campo respondió con inversión". "Nos trajo una cosecha récord, se compra maquinaria, camionetas, fertilizantes, insumos".

En ese sentido, afirmó que "comienza a moverse la economía". "Los últimos meses del año empezó lentamente a crecer, generamos trabajo formal", sostuvo.

 

 

SECCIÓN Negocios