Tecnología

¿Cuán probable es que exploten los audífonos?

15-03-2017 A una mujer australiana le estallaron sus auriculares inalámbricos en la cara mientras escuchaba música en pleno vuelo. ¿Cuál es el riesgo?
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Durante el año pasado las noticias sobre explosiones de celulares Samsung Galaxy Note 7 acapararon titulares internacionales e incluso hicieron que varias aerolíneas prohibieran ese modelo de teléfono en sus aeronaves.

El problema resultó ser un fallo en las baterías de litio, que también había causado explosiones en cigarrillos electrónicos.

Pero ahora la preocupación parece haberse extendido a otro dispositivo: los audífonos inalámbricos.

Las autoridades australianas acaban advertir sobre los peligros de usar dispositivos con baterías de litio en los aviones, luego de que a una mujer le estallaran sus audífonos inalámbricos en la cara mientras escuchaba música en pleno vuelo.

El incidente ocurrió en un vuelo de Pekín a Melbourne (Australia) el pasado 19 de febrero, aunque el caso se hizo público este miércoles.

Según declaraciones hechas a la Agencia de Seguridad Aérea Australiana (ATSB, en inglés), la mujer -cuya identidad no fue revelada- estaba durmiendo con música en sus auriculares inalámbricos. Habían pasado unas dos horas de vuelo cuando despertó por el sonido de una explosión.

Al momento, se arrancó los audífonos y vio cómo desprendían chispas, se prendían fuego y comenzaban a derretirse.

El estallido le dejó el rostro lleno de ceniza y le causó ampollas en las manos.

"Cuando traté de girarme, sentí que me quemaba el rostro. Me agarré la cara, lo cual hizo que los audífonos se voltearan en mi cuello. Seguí sintiendo que me quemaba, así que me los arranqué y los tiré al piso. Desprendían chispas y pequeñas llamas", explicó la mujer.

Los miembros de la tripulación se apresuraron ayudarla y, al final, lograron apagar el fuego echando una cubeta de agua sobre los audífonos.

Por entonces, la batería y el plástico que la cubría se habían derretido y adherido al suelo del avión.

"Durante el resto del vuelo, los pasajeros padecieron el olor a plástico fundido y electrónica y cabello quemados", dijo la ATSB.

De acuerdo con el informe del organismo australiano, un fallo en la batería de iones litio fue la causa de la explosión.

Por lo tanto, este peligro no afectaría a los auriculares tradicionales, solamente a los inalámbricos que requieren de baterías de litio internas recargables para su funcionamiento.

Pero ¿cuán frecuentes son estos accidentes?
Por el momento, este es el primer caso conocido de explosión de audífonos inalámbricos.

Las autoridades australianas no quisieron mencionar ni la marca ni el modelo de los audífonos, ni tampoco el nombre de la aerolínea donde ocurrió el incidente, y aseguraron que esos detalles "no son importantes".

Sin embargo, destacaron que el verdadero problema son los dispositivos con baterías de litio, que cada vez se producen en mayor cantidad y que "incrementan los problemas potenciales en los vuelos".

La ATSB publicó una serie de recomendaciones sobre seguridad aérea en lo que respecta a viajar con aparatos que usen ese tipo de pilas y destacó cuatro puntos:

Las baterías (de litio) deberían guardarse en una zona de almacenaje autorizada, a menos que se estén utilizando.

Las pilas de repuesto deberían estar en tu equipaje de mano y NO en el equipaje facturado.

Si el smartphone de un pasajero y otro dispositivo cae en el hueco del asiento, hay que localizar el dispositivo antes de mover los asientos.

Si un pasajero es incapaz de encontrar su dispositivo, debería evitar mover su asiento y contactar inmediatamente a un miembro de la tripulación.

El organismo dice que cada persona puede llevar un máximo de dos baterías de iones de litio en su equipaje de mano, evitando que rocen objetos metálicos.

La ATSB dice que la mayoría de las explosiones de baterías de litio se producen por cortocircuitos que pueden evitarse siguiendo las siguientes pautas:

Manteniendo las pilas en el embalaje original.

Aislando los terminales de la batería tapando los terminales expuestos.

Colocando cada batería en una bolsa de plástico o bolsa protectora separada.

Además, prohíbe llevar a bordo pilas que superen los 160 Wh de energía, a no ser que se requieran para sillas de ruedas y sean declaradas y transportadas como materiales peligrosos.

También desaconseja comprar pilas a bordo de aeronaves, pues muchas veces tienen más riesgo de ser defectuosas.

"Las baterías dañadas pueden ser peligrosas. Ya sea porque se cayeron, aplastaron, sobrecalentaron o se usaron de forma incorrecta, las baterías de lirio pueden volverse inestables y prenderse en llamas", dicen los especialistas australianos.

Sin embargo, a veces es posible detectar cuándo una batería de litio es problemática.

Estos son algunas de las señales que lo indican y a las que hay que prestar atención:

Hinchazón

Decoloración

Aplastadas o deformes

Carcasa dividida

Fugas de líquido

"Si tu batería muestra alguno de estos signos, debería ser reparada", aseguran los expertos.

También recomiendan no viajar con las pilas cargadas por completo, solamente entre el 40 y el 70% para minimizar el riesgo de explosión.

SECCIÓN Tecnología
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR