Finanzas

Santander ya ofrece millas de American Airlines y sólo espera el OK del Central para hacerse del Citi

16-03-2017 El banco de capitales españoles absorberá una cartera de 500.000 clientes y aguarda que la fusión "completa" se realice en agosto. El programa de millaje es uno de los principales activos de la entidad que abandona su operación en el país
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Al Santander Río sólo le resta esperar a que el Banco Central lo autorice para hacerse cargo de las 70 sucursales del Citi, lo que llegaría antes del fin de marzo.

Pero, incluso antes de la confirmación oficial, ha dado un gran paso en esa dirección: consiguió conservar el programa de millaje con American Airlines.

Se trata uno de los principales activos de la entidad que abandona su operación en el país. Por ello el banco español no dudó en promocionarlo en diversas campañas, incluyendo vía pública.

En este sentido, Santander Río acaba de publicar en su sitio web un apartado explicativo para que sus clientes puedan migrar sus tarjetas a ese programa, debiendo abonar un importe anual de $1.128,93.

También podrán dejar el programa SuperClub para comenzar a sumar millas en Advantage, aunque tendrán un plazo de seis meses para canjear los premios.

El nuevo programa comenzaría a cambiar a partir del quinto día desde que se inició la inscripción, incluso antes de recibir los nuevos plásticos.

La operación permitirá al banco de capitales españoles sumar a los 500.000 clientes del Citi, quienes podrán utilizar sus productos actuales normalmente, aunque se les ofrecerán otros servicios del Santander. La fusión "completa" se espera que llegue en agosto.

En cuanto al personal, según comentan puertas adentro, por un año no habría cambios de sucursal, pero luego podrían fusionar las que están pegadas unas a otras, y abrir nuevas en zonas donde hoy no haya presencia de ninguna de las dos entidades.

"La venta del Citi al Santander no se ganó ni se definió por precio. La realidad es que el vendedor tenía una preferencia bastante importante por cerrar con una contraparte internacional", revelan fuentes conocedoras de la operación, que aseguraron se concretó por una cifra de entre u$s200 y u$s250 millones, un número similar a los u$s221 millones pagados por el Itaú al Citi en Brasil.

El mayor banco privado de ese país le ganó en la pulseada al Santander, que había ofrecido comprar en bloque, tanto las operaciones minoristas de la Argentina como de Brasil.

Mientras, Citi seguirá desempeñándose en el segmento de banca corporativa e institucional, para lo cual dispone de u$s3.500 millones en nuevas líneas de crédito para financiar capital de trabajo y proyectos de inversión de sus clientes.

SECCIÓN Finanzas