Finanzas
Los bancos incentivan la colocación de préstamos personales para poder ganar en rentabilidad
17-03-2017 El stock de créditos a particulares crece 10% en el año y 43% interanual. Las ventas en cuotas aflojan y con ellas baja la financiación con tarjeta
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Mientras los consumos con tarjeta están en el centro de la escena por la eliminación de las cuotas sin interés y el debate por las comisiones, los bancos están empujando un modesto boom en los préstamos personales. Los bancos hacen un gran esfuerzo comercial por colocarlos ya que son muy rentables, pero la baja de tasas y las familias que refinancian deudas abultadas con tarjeta también colaboran al crecimiento de estas líneas.

El stock promedio de créditos personales creció 10% en lo que va del año y 3,8% en febrero, en comparación con enero. A misma altura del año pasado, el stock crecía 3,73% (claro que el crédito en pesos al sector privado en su totalidad avanzaba 1% en ese entonces, hoy avanza 6,7% nominal en el año).

El repunte de los préstamos personales hizo que su peso en el total de la cartera crediticia creciera algo, en detrimento de líneas destinadas a empresas.

Desde el año pasado a esta parte los préstamos personales pasaron de representar casi el 22% del total del crédito en peso al sector privado a explicar más del 25%, mientras que el crédito con tarjeta se mantuvo relativamente estable en alrededor del 24% del total, los documentos caían del 24% al 21% y los adelantos del 13% al 12%.

Mientras que el crédito en pesos al sector privado crece 24% interanual, los créditos personales avanzan 43%.

En los bancos, explican la creciente relevancia de los préstamos personales por distintos factores. Primero, en la reacción del crédito en pesos en general desde la mitad del año pasado, con piso en agosto último.

Pero en una suba generalizada de las distintas líneas de crédito, el avance de los personales sólo es superado por el de los prendarios (que representa el 6% del crédito bancario total) que crecen 11,4% en el año.

La baja de las tasas respecto de los picos que tocaron el año pasado también ayuda al avance. La tasa promedio está en el 39,5% en lo que va del mes, un recorte moderado respecto de picos del 43% el año pasado. Pero en las entidades aseguran que en su ofertas pueden llegar a tasas menores.

"En el segmento premium, con sueldo depositado en el banco y bajo nivel de riesgo, podemos ofrecer tasas tan bajas como del 25% nominal anual, los que más se mueven están en torno al 35% nominal anual", dijeron en un banco minorista.

Al crecimiento de los personales también aportaron las vacaciones. Febrero suele ser un mes de desaceleración en la toma de crédito, pero no para este tipo de créditos.

"Es común que muchas familias vuelvan de vacaciones con saldos de tarjeta imposibles y los refinancien tasa más baja y plazo más largo", explicaron en otra entidad. También, las familias afectadas por la caída en la actividad reducen el peso de la tarjeta por esta vía. La diferencia entre las dos tasas ronda los 10 puntos porcentuales.

Por último, según El Cronista,  no es menor el esfuerzo comercial que están haciendo los bancos por colocar estos préstamos. La clave está en la rentabilidad de estos préstamos a tasas altas y plazos cortos, que según entidades rinde 5 veces más que por ejemplo un préstamo con tarjeta. "Son de los productos más rentables y seguros que tenemos, no creo que quede alguien con sueldo en blanco y buen scoring que no haya recibido un llamado ofreciendo un préstamo", dijo un funcionario de una entidad privada.

 

SECCIÓN Finanzas