Negocios

Las eléctricas Edelap y Edea cambian de manos por u$s260 millones

17-03-2017 El nuevo propietario ya había adquirido a Eden, que lleva luz al norte y centro de la provincia de Buenos Aires, además de Edes, que distribuye en el sur 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Edelap, la mayor distribuidora de energía bonaerense propiedad del empresario Alejandro Macfarlane, fue vendida en u$s250 millones  al grupo DESA.

La operación incluye también a la compañía EDESA y la empresa compradora es controlada por Rogelio Pagano, un empresario vinculado con el mercado energético.

Edelap brinda servicio eléctrico a 350.000 usuarios en el ámbito de La Plata y varias localidades del noreste bonaerense.

El nuevo propietario de Edelap ya había adquirido el año pasado la firma Eden, que lleva luz al norte y centro de la provincia de Buenos Aires y Edes, que distribuye en el sur de esa provincia.

Eden posee 334.000 clientes, mientras que Edes anota 185.000, a los que se sumarán los de Edelap, que cubre una zona con un millón de habitantes.

Edelap opera en los partidos de La Plata, Berisso, Ensenada, Brandsen, Madgalena y emplea a 547 personas.

El nuevo comprador también logró, el año pasado, una mayor participación en Edesa, donde ya era accionista y la transacción se concretó a través de Disvol Energía, holding propietario de Edelap y de EDEA, otra empresa que también pasa a manos de Pagano y que atiende a 524.000 usuarios en la ciudad de Mar del Plata, y localidades de la costa atlántica y del sureste de la Provincia.

En un comunicado, Disvol Energia, la compañía controlada por Macfarlane, dijo que "continuará con su estrategia de inversión en infraestructura energética en Argentina, enfocada en los sectores de transporte y distribución de gas y combustibles, y en generación de energía de fuentes renovables".

Antes de dueño de DESA, Pagano fue CEO de la salteña EDESA desde 2012 hasta mayo 2016 y director Financiero y Miembro del directorio de Edenor entre septiembre 2005 y febrero 2012.

SECCIÓN Negocios