Negocios
La salida de los Werthein de Telecom, o el arte de saber cómo multiplicar el precio de la participación accionaria
21-03-2017 Los W ingresaron en Telecom en 2003, cuando la empresa intentaba superar la crisis financiera que la había llevado al default. Acompañaron el fortalecimiento de la compañía y facilitaron la entrada de los nuevos socios. Ahora, quieren el rédito económico. Lo que viene: desafíos regulatorios
Por Andrea Catalano
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Un reordenamiento. Un gran negocio. Un paso inevitable por el dedazo regulatorio. Una apuesta a futuro.

Todo esto quedó involucrado en la última operación del fondo Fintech en la Argentina, conocida a última hora del viernes pasado.

Si bien en el comunicado que se envió a la Bolsa dejó en claro que se trata de una reestructuración accionaria, también quedó claro que es la salida de los Werthein de la Telecom, compañía a la que ingresaron en 2003 con u$s125 millones. Y que, ahora, al retirarse, podrían embolsar varias veces ese monto.

La retirada del negocio de las telecomunicaciones se vincula con la intención de David Martínez, dueño del fondo Fintech, de encarar una readecuación societaria que simplifique el control de la compañía.

Hoy día, los "W" y Fintech manejan Sofora Inversiones con el 32% y el 68% de participación respectivamente.

Esta, a su vez, la sociedad que comanda los destinos de Nortel Inversora, accionista principal de Telecom Argentina.

Cuando los Werthein ingresaron en esta última lo hicieron a partir de la adquisición de la participación que, en ese momento, tenía France Telecom.

Pagaron (u$s125 millones) en un momento en que la empresa tenía una deuda financiera de u$s3.500 millones. Cifra tan elevada por la que, dos años antes, se vieron obligados a declarar el default, considerado el mayor en la historia del sector privado en la Argentina.

Hoy, el valor por el que entraron hace 14 años sería varias veces superior. No sólo porque está sana en términos financieros, sino también a raíz de que su valuación y planes de inversión la encuentran en una posición de mayor solidez.

La reestructuración societaria terminará, sin dudas, en una fusión de las sociedades que controlan a Telecom Argentina.

Los Werthein acordaron la salida de la compañía a un precio mucho más significativo que aquellos u$s125 millones que, dicho sea de paso, fue pagado en partes iguales por los locales y por Telecom Italia.

¿Cómo se conformará esa cifra? "Cuando se haya amortizado el capital en Sofora se verá si los W se quedan con acciones preferidas o cotizables. Eso aún no terminó de definirse", dijo a iProfesional una altísima fuente vinculada con la operación.

El informante recordó que la compañía no tiene deuda y que su posición es mucho más sólida que la de hace 14 años. De hecho, en el último balance informó:

- Ventas por más de $53.000 millones en 2016

- Esta cifra resultó un 31,5% más alta que la correspondiente al ejercicio 2015

- La utilidad neta ascendió a casi $4.000 millones (u$s256 millones)

¿Cuánto podría recibir hoy por ese 38% que tiene en Sofora? Por lo pronto, el acuerdo tendría como precio de referencia uno similar a lo que se le pagó a Telecom Italia.

Concretamente, u$s960 millones por el 100% de su parte. Claro que la participación que tenía el grupo europeo en la compañía prácticamente duplicaba la de los W en el capital de la operadora.

La ecuación no es, sin embargo, tan lineal. Lo que abonó David Martínez por la porción de Telecom Italia se dio en un momento en que la acción de la compañía oscilaba en torno a los $58.

Ese valor se ubicaba alrededor de los u$s3,6 (allá por marzo de 2016).

Sin embargo, en agosto de ese mismo año, un informe de Banco de Empresas (BACS) detalló que Fintech había decidido "abonar u$s3,925 por acción". 

Es decir, por encima del precio que ostentaban esos papeles en ese entonces. Según este banco de capitales, la cotización estaba rezagada.

La aprobación en noviembre del año pasado del ingreso de Fintech en Telecom, por parte de la Secretaría de Comercio, los impulsó al alza.

En principio, tuvo un comportamiento estable, entre los $56 y los $59, hasta que en las primeras semanas de 2017 pegó un salto hasta los $65.

En febrero quebró la barrera de los $70 y por estos días se ubica en un promedio en torno a los $68.

¿Cuánto estaría dispuesto a pagar en la actualidad Fintech por la participación de W Inversiones de Argentina? En dólares, la acción se ubica alrededor de los u$s4,3.

Podría ser ese un valor aceptable para el todavía accionista argentino? Dependerá de los cálculos que se hagan en torno a la amortización porque, según lo afirmado y enfatizado por las fuentes consultadas, aquí no se trata de un rescate de capital.

Más dinamismo
David Martínez tiene intereses concretos en el negocio de las telecomunicaciones en la Argentina.

Reestructurar la sociedad apunta también a contar con una organización que sea más ágil en la toma de decisiones. Más cuando, como se cree, tendrá todo el poder para ejercitarlo.

Está claro que los Werthein cobrarán mucho más que los u$s125 millones que aportaron allá por 2003, dinero que fuera desembolsado en partes iguales por los W y por Telecom Italia a cambio de que, en 2009, esta última tuviera el derecho de ejercer una opción de compra sobre la parte que estaba en poder de los argentinos.

Ese acuerdo, sin embargo, transitó momentos de zozobra en los años posteriores. El ingreso de Telefónica a través de Telco, la sociedad que se conformó en Europa en 2017 para tomar el control de Telecom Italia, y evitar un intento de OPA de AT&T y Carlos Slim, tuvo su impacto en la Argentina.

La firma española no podía, por la regulación vigente, tener participación en las dos firmas incumbentes de telecomunicaciones del país. Sin embargo, el regulador de aquel entonces fue creativo y encontró una solución.

Dado que en Telco se reunían una serie de socios italianos, de buena relación con los Werthein, como Mediobanca, Intesa Sanpaolo y Generali, se acordó que los accionistas locales controlarían la operatoria. Se convirtieron así en los garantes de que Telefónica no tuviera ningún tipo de injerencia sobre Telecom Argentina.

Hasta que en 2014 se disolvió Telco y en 2015 Telefónica salió de Telecom Italia para dejar su lugar a Vivendi.

Los italianos, al mismo tiempo, nunca ejercieron la opción de compra hacia los argentinos (ellos tenían sus propios problemas internos). A partir de ahí, se dio inicio a la historia del ingreso de Fintech en Telecom Argentina.

Impacto regulatorio
El anuncio de la compra de la totalidad de las acciones de los W en Sofora también deberá ser visto desde el punto de vista regulatorio.

Fintech es, a la vez que el controlante principal de Telecom Argentina, el accionista minoritario de Cablevisión.

En Telecom Argentina, el fondo de David Martínez toma las decisiones. En Cablevisión vota en los directorios y en las asambleas como accionista minoritario.

En este último caso "no plantea exigencias en cuanto a la gestión y siempre ha respetado las decisiones del management de la empresa, aun cuando no ha coincidido con ellas", señalaron fuentes de la compañía.

Las diferencias de Fintech con Cablevisión no sólo pasaron por la adquisición de Nextel sino, anteriormente, por el plan de adecuación que en su momento debió presentar la operadora para cumplir con las exigencias establecidas en la Ley de Medios, la 26.522.

Por eso, las especulaciones que daban cuenta de un ingreso de Clarín en Telecom Argentina fueron cayendo durante 2016 a partir de las decisiones que el multimedios argentino fue tomando para fortalecerse en el mercado móvil.

Si bien en el mundo de los negocios todo puede ocurrir, no parece ser posible en el corto y mediano plazo un acuerdo de compra entre Fintech y Cablevisión. Cada uno por su lado están apostando a darle valor a su empresa.

-Fintech con una inversión por $40.000 millones entre 2016 y 2018 y la decisión, ahora, de tomar el control total de Telecom Argentina, busca mayor poder en el mercado.

-Cablevisión está a punto de firmar el contrato con el Ente Nacional de las Comunicaciones (Enacom) para iniciar el despliegue de su red 4G. Ingresar en el negocio móvil también la posiciona en otro lugar y le otorgará mayor valor, más allá de lo difícil que le resulte a futuro hacerse de un lugar en ese mercado.

En otras palabras, ambas están tomando decisiones para robustecerse en el mercado local.

Un condimento más: Telecom está desplegando redes en la misma zona en donde Cablevisión tiene las suyas. Si las fusiones y adquisiciones suelen encararse entre compañías que tienen negocios complementarios, las decisiones que ambas están tomando no parecieran estar encaminándose en esa dirección, sino todo lo contrario. Al menos en el corto y mediano plazo.

Para que la compra de las acciones de los Werthein por parte de Fintech se concrete, faltan aún una serie de procedimientos administrativos.

Por un lado, y debido a que la amortización de las acciones estará alcanzada por la ley de sociedades, el precio acordado entre las partes deberá tener el visto bueno del directorio, que se reunirá en mayo y junio.

"Va a salir de los balances. Y esto debe estar cerrado antes de julio", aseveró la alta fuente consultada por este medio. De modo que se descuenta que la operación transitará, al menos internamente, los carriles normales.

Las autoridades regulatorias deberán esperar a que se cumplan todos estos pasos.

"La compañía deberá presentar la operación de compra y desde el regulador se la analizará, cuántos accionistas quedan, quién es el controlante y demás. Habrá que verlo todo en el nuevo contexto. Las regulaciones son post y los trámites administrativos se presentan después de haberse realizado", explicó a iProfesional, Miguel de Godoy, presidente del Enacom.

A su vez, también tomará parte la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNCD) cuya decisión será vinculante. Será la que determine si hay o no posición dominante en el mercado o en algún segmento.

Por lo pronto, y porque las telecomunicaciones son muy permeables a las especulaciones, uno de los temas que comienza a merodear es el referido al del segmento de la banda ancha.

David Martínez, con su participación mayoritaria en Telecom Argentina, y su minoritaria en Cablevisión, no deja de ser el "rey de la banda ancha".

En cifras, 1,7 millones de accesos en la primera y otras 2,1 millones en la segunda, según lo informado por las empresas en sus balances.

Estos más de 3,8 millones de conexiones de banda ancha equivalen a casi la mitad de los accesos existentes en el país (superan los 7 millones), aunque se distribuyen de manera muy despareja en el territorio nacional.

Lo cierto es que después de 14 años, el Grupo Werthein decide salir de Telecom Argentina. Lo hace en uno de los mejores momentos de la compañía.

"Está mejor ahora que cuando tenía un operador de telecomunicaciones", en relación a Telecom Italia y a la obligatoriedad de contar con un operador en el control accionario, se sinceró otra fuente del mercado consultada.

Los Werthein harán valer lo realizado en este tiempo. Son conocidos por su habilidad para los negocios. Y lo que surja de parte del nuevo controlante promete traer más movimiento y polémica en un 2017 que ya se anticipa bien "sazonado" en la industria de las telecomunicaciones.

SECCIÓN Negocios