Finanzas

Las tasas de plazos fijos siguen en baja tras el recorte de encajes y no se prevén subas

20-03-2017 Luego que el BCRA dispusiera una rebaja en los saldos que deben quedar inmovilizados en las entidades, la tendencia es claramente descendente
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

A 15 días de que el Banco Central decidiera reducir en un 2% los encajes bancarios, lo que a su entender podría impulsar a los bancos a pagar más por los depósitos de sus clientes, la tasa promedio de los plazos fijos minoristas a 30 días cayó más de 70 puntos básicos y entidades financieras afirman que no tienen previsto subirla.

En tanto, la tasa Badlar -para los plazos fijos de más de 1 millón de pesos- cayó 25 puntos básicos.

"No veo por qué deberían subir las tasas de los depósitos, lo más lógico es que con más dinero disponible, tiendan a bajar", indicó un banquero. De esta forma descartó la posibilidad de que la entidad que conduce, y el resto de los bancos, vayan a pagar más por los plazos fijos después de la reducción de los encajes.

Por ahora, el negocio de los bancos sigue pasando por colocar su excedente de pesos en pases, donde el centro del corredor de tasas establecido por el Banco Central se mantiene en el 24,75 por ciento.

Desde el sector financiero señalan además que con el nivel de liquidez que tienen actualmente les sobra para hacer frente a una demanda de crédito que viene repuntando pero que aún no logra despegar, por lo que no están urgidos por tomar depósitos.

Cuando el 2 de marzo el Central anunció su decisión de recortar en un 2% los encajes bancarios, afirmaba que esta baja podría "mejorar las tasas que las instituciones pagan por los depósitos a plazo".

"El encaje actúa en la práctica como un impuesto a los depósitos bancarios; al reducirse, el atractivo para los bancos de tomar depósitos es mayor", indicaba la autoridad monetaria.

Para las entidades financieras, sin embargo, no funcionó así; hasta ahora la mayoría eligió colocar el dinero liberado en pases.

En simultáneo, con más dinero en sus arcas, varias entidades comenzaron a tratar de alentar la toma de créditos personales mediante una mayor promoción entre sus clientes y el otorgamiento de tasas preferenciales. Incluso, a cuatro días del anuncio del BCRA, Banco Macro aplicó una baja de dos puntos en las tasas de todas sus líneas destinadas al financiamiento de los hogares.

Mientras tanto, segùn BAE, la tasa promedio de los plazos fijos minoristas a 30 días pasó de 18,5% el 2 de marzo último, cuando el BCRA anunció la reducción de los encajes, a 17,78% el jueves pasado (el último dato publicado por el Central). En la misma línea, la Badlar cayó de 19,75% a 19,62% en el mismo período.

A poco de conocida la decisión del Central, desde la consultora Elypsis afirmaban: "La reducción de encajes implica inmediatamente un aumento de la capacidad prestable de los bancos que podría incentivar una baja de las tasas activas, promoviendo el crédito, sin necesidad de un aumento de las tasas pasivas. Sin embargo, en el mediano plazo y considerando un escenario de recuperación económica con mayor demanda de crédito, la reducción de los encajes podría incentivar la captación de depósitos por parte de los bancos, dado su menor costo, mejorando las tasas pasivas y fomentando el ahorro en moneda local".

 

SECCIÓN Finanzas