Comex
México comprará maíz a Brasil y Argentina en vez de a EE.UU. si sale mal la renegociación del TLCAN
22-03-2017 El sector agropecuario norteamericano es uno de los principales beneficiarios por acuerdo de Libre Comercio que Donald Trump quiere renegociar
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

México inició consultas con Argentina y Brasil sobre la posibilidad de importar maíz amarillo procedente de estos países en vez del de EE.UU., con la vista puesta en las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), según lo anunció el secretario de Agricultura mexicano, José Calzada.

El maíz amarillo es el cuarto producto que México compra a EE.UU., después de la gasolina, el diésel y el gas natural.

Sin embargo, México podría sustituir el maíz estadounidense con granos de Argentina o Brasil si las negociaciones sobre el TLCAN adquieren un carácter desfavorable o bien como medida de presión dirigida a la nueva Administración estadounidense para obtener condiciones más favorables dentro del nuevo tratado.

"No sabemos qué es lo que propondrá EE.UU. y nos tenemos que anticipar para que cuando lleguemos a esa mesa de negociación tengamos la certeza de que partimos de una posición de total fortaleza", explicó Calzada la decisión.

Mientras sigue en vigor la versión actual del TLCAN, el maíz estadounidense le sale a México más barato, a 198 dólares por tonelada, mientras que el brasileño y argentino se paga a 210 y 217 dólares, respectivamente, reveló a AFP director de la consultora mexicana Grupo Consultor de Mercados Agrícolas, Juan Carlos Anaya.

Este mes el secretario de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross, anunció que planea avisar al Congreso de este país sobre el inicio de las negociaciones sobre el nuevo TLCAN, si bien las fechas exactas de su comienzo aún se discuten.

Una vez reciban la notificación, los legisladores tendrán 90 días para pronunciarse sobre el asunto, recordó la agencia RT.

La renegociación del TLCAN, que define el libre comercio entre México, EE.UU. y Canadá, fue una de las principales promesas electorales del ahora presidente Donald Trump, que estipula que este tratado "traslada" a México puestos de trabajo estadounidenses.

Sin embargo, el sector agropecuario Estados Unidos es uno de los principales beneficiarios por este tratado firmado hace más de 20 años. Se cuadruplicaron desde entonces las exportaciones de alimentos.

 

SECCIÓN Comex