Negocios

Una "solución estatal": Córdoba pagará sueldos de despedidos por SanCor

29-03-2017 El gobierno provincial subsidiará a 200 cesanteados de la cooperativa láctea, que recibirán un salario mínimo durante un año                                                                                                         
Por Patricio Eleisegui
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La novela en torno al destino de SanCor continúa sumando capítulos. En instancias en que se discute su eventual venta a un actor lácteo trasnacional, una de las provincias clave en la operatoria de la unión de cooperativas confirmó que subsidiaría a casi 200 operarios despedidos por el lapso de un año.

Así, el gobierno de Córdoba informó que cubrirá los salarios del personal ya cesanteado de las plantas de Brinkman y Coronel Moldes a partir del próximo mes. Para ello, desembolsará alrededor de $1,5 millones cada 30 días, aunque en el sector aseguraron a iProfesional que la cifra se irá ampliando a medida que SanCor acelere su ritmo de despidos en ese territorio.

El subsidio a los trabajadores despedidos que implementará la provincia contempla el pago por un año del equivalente a un Salario Mínimo Vital y Móvil, que actualmente está establecido en $8.060. Este subsidio se mantendrá por 12 meses y el trabajador lo percibirá aunque logre incorporarse a un nuevo empleo.

De igual manera, los operarios suspendidos accederán a esa ayuda económica en las mismas condiciones, por el tiempo que dure la suspensión.

El ministro de Industria, Comercio y Minería de Córdoba, Roberto Avalle, declaró: "el Estado provincial se hace presente en una situación de emergencia, en localidades muy pequeñas, en donde las posibilidades de acceder a nuevos puestos de trabajo pueden ser más difíciles”.

Fuentes de la actividad sostuvieron ante este medio que el movimiento de Córdoba forma parte del plan de reestructuración elevado por la firma al Gobierno nacional. Y que, a partir de abril, Santa Fe implementará una medida similar con el objetivo de cubrir los despidos de hasta 300 operarios con funciones en las instalaciones de SanCor en ese distrito.

"Córdoba y Santa Fe son el eje de producción de SanCor y donde la cooperativa tiene desplegadas la mayoría de sus plantas. Los socios de la firma acordaron que la venta es lo más saludable para todos, pero le pidieron al Gobierno que ayude a cubrir los costos de los recortes. Y eso es lo que estamos empezando a ver", comentó a iProfesional un vocero del gremio Atilra.

De acuerdo a estimaciones del sindicato, Santa Fe y Córdoba cubrirán el salario de, en una primera etapa, estos 500 empleados y luego ese número se ampliará hasta alcanzar los 1.000. La incertidumbre en Atilra gira en torno a cuántos operarios más podrán subsidiar ambas gobernaciones.

"En la reestructuración de SanCor se da cuenta de un excedente de mano de obra que supera las 2.500 personas. No hay indicios de que los gobiernos vayan a sostener por un año a más de 1.000 empleados. El temor a que se produzca una ola de despidos masificada es lo que coloca a los representantes de los trabajadores en un estado de alerta. Más que nunca, estamos expectantes", afirmó la fuente.

SECCIÓN Negocios