Negocios

Síndrome post tarifazo: Edesur anuncia inversiones por 600 millones de euros para bajar a la mitad los cortes de luz

03-04-2017 Maurizio Bezzeccheri, country manager de la italiana Enel para Argentina, firma propietaria de Edesur, anunció que en tres años reducirá los cortes de energía en Capital Federal y parte de la Provincia de Buenos Aires a la mitad ¿En qué localidades están previstas las reformas? 
Por Gastón Fenés
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
Si hay un ejecutivo que se sabe bajo la lupa, ese es Maurizio Bezzeccheri, country manager de la italiana Enel para Argentina, firma propietaria de Edesur: hasta antes del "tarifazo", había cierto grado de comprensión social por la falta de inversiones en mantenimiento que llevaban a los continuos cortes de energía. Pero ahora, con los aumentos pegando de lleno en los bolsillos de los usuarios, el margen para la justificación se reduce notablemente.

Es por eso que la preocupación fundamental de la plana ejecutiva es demostrar que hay un plan de inversiones en marcha. Y la promesa es reducir los cortes a la mitad, sobre la base de un trabajo sobre la red que implicará un desembolso de 600 millones de euros.

Edesur distribuye energía eléctrica a más de 6 millones de personas radicadas sobre un radio de 3.300 km2, principalmente de la zona sur de Capital Federal y doce partidos de la provincia de Buenos Aires.

El barrio porteño de Caballito fue uno de los epicentros de las protestas de vecinos que se quejaron con fuerza durante las interrupciones del servicio a lo largo del verano 2015-2016.

Por eso, según cuenta Bezzeccheri, es una las zonas donde se están realizando obras para renovar cables, estaciones y transformadores que garanticen el proceso de distribución.

"El año pasado, a pesar de que estábamos a la espera de la revisión tarifaria integral, invertimos 2.700 millones de pesos", aseguró.

En la práctica, el CEO de Edesur precisó en exclusiva para iProfesional que están en marcha ocho trabajos"en barrios porteños" y 12 localidades situadas más allá de la General Paz.

De acuerdo con un programa definido por el Directorio, la intención es bajar el promedio de cortes de 32 horas al año a unas 14.Por la complejidad de la problemática, Bezzecherie estima que demandaría un plazo de entre tres y cinco años.

"El tarifazo determina la posibilidad para la empresa de programar inversiones en el tiempo", sostuvoel directivo, para así también explicar por qué recién por estos días las cuadrillas e ingenieros entraron en acción.

Luego de esta frase, comparó el estado de situación actual del mercado con el del Gobierno anterior: "No eran viables las inversiones para modernizar la red".

Puntualmente, hizo alusión al congelamiento de precios al consumidor final que se prolongó durante más de una década, mientras que los costos no paraban de subir.

Del bolsillo al transformador
Luego de la actualización del costo del KWh, los números finos de Edesur revelan que las cosas han empezado a cambiar.

Más aún tras la condonación de una millonaria deuda por parte del Estado, por la friolera de $19.000 millones, que incluyó a Edesur.

Esta medida, que en su momento desató la polémica y las críticas del arco opositor, trajo como"devolución" el desembolso de algunos dólares para mejorar la infraestructura.

Por lo pronto, el público viene siendo el más afectado, al tener que absorber en poco tiempo los desajustes de un sistema que se prolongaron durante años.

Juan José Aranguren,Ministro de Energía y Minería, anunció tiempo atrás que las tarifas en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) aumentarán en forma desdoblada para alcanzar un incremento total promedio de entre 61% y hasta 148% en 2017.

En función de lo que ocurra con la inflación, el funcionario dejó entrever que podrían volver a incrementarse hacia finales de año.

"Los aumentos que hemos anunciado son para el período febrero-octubre", aclaró.

Las localidades que esperan la luz
Una vez que concluyan las obras de Edesur, además de Capital Federal varias ciudades se verán beneficiadas.

Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Cañuelas, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, Lanús, Lomas de Zamora, Presidente Perón, Quilmes y San Vicente, forman parte de la lista.

"Actualmente, la calidad del servicio en Argentina no es absolutamente buena", reconoce Bezzecheri, mezclando algo de lenguaje italiano.

Para dar dimensión técnica del asunto, el hizo una analogía con Chile, donde las interrupciones de suministro promedian las 3 horas. Es decir, 10 veces menos que en Argentina.

"Nosotros estimamos que en el lapso de cinco años podremos achicar los cortes a unas 14 horas. Es decir, menos de la mitad de las 30 horas actuales. Estamos comprometidos en esto", afirmó.

Con este objetivo en menos, pide algo de paciencia. "Necesitamos tiempo para recuperar la calidad del servicio".
Otro problema, más demoras

El desarrollo de villas y asentamientos es uno de los inconvenientes que se agregan a las falencias estructurales que ya de por sí presenta el sistema eléctrico.

"Argentina ha tenido una expansión poco urbanizada. Por lo tanto, los pasos para estructurar y construir un servicio relevante y potenciar la energía eléctrica es un factor de ralentización", lamentó el CEO de Edesur.

"Estamos hablando que en los últimos diez años se triplicaron las personas que viven en villas y asentamientos. Y ha crecido la demanda y la red no ha tenido inversiones".

En este escenario, planteó "establecer una relación de confianza entre todos los actores", en alusión al sector privado, el Gobierno y la ciudadanía.

Algunos signos positivos
De acuerdo al Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) la calidad del servicio eléctrico mejoró en el último verano en comparación con el mismo período del año anterior.

Según el organismo, el promedio diario de usuarios afectados en media tensión durante el trimestre diciembre, enero y febrero fue de 77.551, lo que significa un 13% menos que en el mismo período de 2015.

Esto se dio incluso cuando el promedio de temperatura fue 2 por ciento superior, factor determinante para los niveles de demanda.

En baja tensión, que involucra principalmente a los usuarios residenciales, se registró según el ENRE un 42% menos de interrupciones.
Y fueron incluso por menos tiempo: aproximadamente un 9 por ciento.

Enel, en números
La firma italiana Enel, dueña de Edesur y otros activos en el país, logró en 2015 resultados económicos más que ambiciosos:

• Obtuvo unos beneficios de 75.700 millones de euros
• Resultado bruto de explotación fue de 15.300 millones de euros
• Tiene una capacidad instalada de generación de energía de más de 90 GW
• Distribuyó en sus redes 417,4 TW
• Trabaja en más de 30 países y en 4 continentes
• Emplea a 67.000 personas en todo el mundo

Según valora Bezzecheri, parte de estas ganancias podrían volcarse a manejar más activos en Argentina.

Los blancos que apunta el gigante italiano son: energías renovables, líneas de transmisión eléctrica en alta tensión, generación y distribución de energía.

Es una de las pocas firmas que domina toda la cadena de valor.

"Nosotros apostamos muy fuerte a Argentina", concluyó.

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR