Legales

Viviani no declaró en la causa por las amenazas a quienes trabajaran el día del paro: podría ir hasta 10 años preso

05-04-2017 El titular del sindicato de taxistas envió a su abogado para solicitar una prórroga. Amenazó con "dar vuelta los coches" de sus afiliados si no se adherían al paro de la CGT convocado para mañana. Pese a que se disculpó, para la fiscalía porteña no fue suficiente
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
El titular del Sindicato de Peones de Taxis, Omar Viviani, no se presentó ante el fiscal de la Cámara Contravencional y de Faltas porteño, Walter Fernández, quien citó al dirigente gremial a prestar declaración indagatoria a las 11 por las declaraciones en las que llamó a "dar vueltas los coches" de los taxistas que no se adhieran al paro general.

Según informaron fuentes judiciales, un abogado designado por Viviani se presentó minutos antes de las 10.30 ante la sede de la fiscalía ubicada en Beruti 3345 de esta capital para solicitar "una prórroga" y posponer su declaración, sin precisar el tiempo solicitado.

pedido será evaluado por el fiscal Fernández. Viviani fue imputado por el delito de "amenaza coactiva agravada", que según el artículo 149 del Código Penal impone una pena de 5 a 10 años de prisión a "aquellos que tuvieren como propósito el de compeler a una persona a hacer abandono del país, la provincia o los lugares de residencia habitual o de trabajo". 

La difusión de esta escena accionó a los fiscales porteños, que calificaron las amenazas del sindicalista como una "instigación al delito". Viviani tuvo que pedir disculpas (dijo que se le "salió la cadena"), pero para Walter Fernández, fiscal de la Cámara Contravencional y de Faltas porteño, la disculpa no borra el delito".

"Es delito por el mero hecho de verbalizarlas (las amenazas), por eso lo hemos citado para que declare el día de hoy. Es una conducta que dispara múltiples calificaciones penales: estamos con averiguación de amenza calificada, con instigación a cometer algún delito vinculado a la actividad profesional e instigación a cometer daño", señaló el fiscal.

En este sentido, agregó que "la amenaza vinculada a la libertad de las personas, de decidir libremente, una vez emitida no se puede retractar. En este caso, por una calificación de amenaza coactiva agravada podría tener una condena de entre 5 y 10 años de prisión, con condena de cumplimiento efectivo".

Por su lado, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, también se refirió a las amenazas del líder del sindicato de Peones de Taxis. "Repudiamos las muy graves expresiones de Omar Viviani en las que convoca a ejercer la violencia contra los trabajadores que no adhieran al paro".

"Más allá de que pidió disculpas cuando se hicieron públicas sus declaraciones, sus palabras reflejan un pensamiento violento, extorsivo e intolerante que rechazamos", indicó el funcionario a través de las redes sociales.


SECCIÓN Legales
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR