Economía
Milei:"La visión keynesiana y la visión realista del blanqueo de capitales"
05-04-2017 El economista mediático consideró los efectos del blanqueo en términos de la economía y qué va a pasar a la luz del resultado anunciado el viernes 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El economista Javier Milei sostuvo que el resultado del blanqueo de capitales, que alcanzó los u$s116.800 millones, tiene un efecto "claramente positivo que tiene que ver con un aumento de la recaudación". 

"Eso viene bien teniendo en cuenta lo flacas que están las cuentas fiscales en Argentina con un déficit muy abultado. Con lo cual, produce una menor necesidad de tener que tomar fondos en el exterior", analizó en un video difundido a través de la red social Twiter.

Milei consideró que cuando se discute cuáles son los efectos del blanqueo en términos de la economía y qué va a pasar a la luz de ese resultado, existen dos visiones. "Tenemos por un lado la visión keynesiana, que supone que esto trabaja como una suerte de flujo de capitales que ingresa a la economía. Si el tipo de cambio fuera sostenido por el Banco Central generaría un incremento en la cantidad de dinero. Ese incremento generaría un aumento en la demanda agregada y con ello aumentaría el producto y el empleo", explicó.

"O alternativamente, se alivianaría la restricción externa por lo cual el Gobierno podría hacer uso de una política fiscal expansiva sin que la suba de las importaciones restringa el aumento del PBI y del producto. Esa es la visión keynesiana y nada bueno se puede esperar de un pronóstico derivado de los keynesianos".

MIlei sostuvo que "la visión realista" dice otra cosa. "Por un lado puede que estas divisas que han sido blanqueadas no ingresen a la economía y si no ingresan a la economía este efecto sobre la demanda agregada tampoco tendría lugar", argumentó. 

"Por otra parte -dijo- puede que este ingreso de divisas que se genere asociado al blanqueo, si el Banco Central sostiene el tipo de cambio nominal, eso generaría un aumento en la cantidad de dinero y ese aumento según adonde se dirija ese incremento de la demanda podría generar aumento de los precios, lo cual apreciaría la moneda y con lo cual terminaría perjudicando al sector transable de la economía. Y si se dirigiera hacia sectores donde la economía no está en pleno empleo, habría un efecto positivo en cantidades".

Finalmente, concluyó que "si el Banco Central se sigue atando a esta idea de una meta de inflación y controlar la cantidad de dinero, el resultado va a hacer que la moneda se aprecie y eso impactará negativamente sobre el sector transable de la economía y generará también pérdida de puestos de trabajo".

SECCIÓN Economía