Legales
Las compras en Chile generan juicios exprés por contrabando
12-04-2017 La justicia federal comenzó a aplicar la "flagrancia" para acelerar los procesos y lograron condenas en menos de dos meses. Las causas por contrabando aumentan                                                                        
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El aluvión de turistas que van de compras a Chile está generando muchas causas por contrabando, a las que la Justicia está respondiendo con procesos “exprés” gracias al uso de la nueva ley de flagrancia. Así, se resuelven enjuiciamientos de manera rápida –en cuestión de meses– cuando el acusado es hallado “con las manos en la masa”.

En esos casos la justicia federal se "readecúa": el fiscal pasa a ser quien instruye la causa y acusa, y el juez cumple las veces de "juez de garantías". En solo dos días debe presentarse el caso de manera oral. Y si avanza, puede haber una condena rápida.

La ley entró en vigencia en diciembre del año pasado y en Mendoza hubo buena recepción. Ya hay casi 20 causas de flagrancia iniciadas y muchas de ellas con condenas.

En ese sentido, las "favoritas" son las relacionadas con drogas y con contrabando. La ley 27.272 es la que permite los procesos rápidos en casos de flagrancia. La intención es que en un plazo no mayor a 48 horas de descubierto el delito, el caso se presente ante el juez y en un proceso oral se resuelva el camino a seguir, como un juicio abreviado.

"Es proceso es muy bueno porque es oral y se resuelven casos que de otra manera llevaría mucho tiempo. La experiencia ha sido muy positiva porque es un proceso ágil y eficiente, donde están previstas todas las garantías constitucionales", aseguró el fiscal federal Fernando Alcaraz

Cuando lo rápido se hace lento
En la provincia de Mendoza, los juzgados de flagrancia existen desde hace varios años. Al inicio el resultado fue positivo, pero al cabo de un tiempo el sistema se "burocratizó" y los tiempos se estiraron. A tal punto que hay juicios de flagrancia que demoran más de 2 años en resolverse.

El auge de viajes de compras a Chile también generó una suba en la cantidad de decomisos de mercaderías por parte de la Aduana. Y en tribunales hay más casos por contrabando.

Para que entre en esa calificación, el costo estimado de la mercadería que se quiere pasar sin declarar debe superar los $100.000. Allí se arma una causa judicial y, si el hecho es evidente, puede entrar en los procesos de flagrancia.

El diario MDZ señala un caso ejemplificador. Se trata de un camionero que intentó cruzar la frontera con mercadería de conbrabando el 16 de febrero y no fue descubierto en la Aduana, sino en un control sobre la ruta 7. El hombre llevaba 60 posnet y 10 celulares, con un costo estimado de $250.000.

A fines de marzo el camionero fue condenado a dos años de prisión "con los beneficios de la condenación condicional", pero además le sumaron "inhabilitación especial de meses para el ejercicio del comercio; y la inhabilitación absoluta por 4 años para desempeñarse como funcionario o empleado público".

SECCIÓN Legales