Actualidad

Se reaviva el mercado de fusiones y adquisiciones bajo el lema "compre barato"

16-04-2017 Capitales nacionales y extranjeros apuestan a hacerse de empresas a "precio de crisis" con la esperanza de un rebote a fin de año
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El mercado de fusiones y adquisiciones se rige actualmente bajo la idea de “comprar mientras esté barato”. Los sectores más buscados son energía, petróleo y gas, agronegocios y alimentarias, construcción, tecnología, medios y financiero.

Durante el primer trimestre de 2017 se registraron 11 compras de empresas (fusiones y adquisiciones, o M&A según sus siglas en inglés) por u$s407 millones.

Por su parte, en el trimestre anterior (octubre-diciembre de 2016), la cifra alcanzó los u$s2.429 millones para 18 operaciones, según Mergermarket.

En 2016 el total de M&A llegó a u$s5.212 millones, cuatro veces más que los u$s1.060 millones de 2015 y un poco por debajo de los u$s6.596 millones de 2014.

De acuerdo con la consultora OJF y Asociados, entre los anuncios de M&A se encuentran la venta de acciones de Ralph Booth en el Grupo Clarín, la compra de YPF del 50% del capital accionario de Petrofaro (ex Arpetrol), el desembarco de la francesa Ecocert en Argencert para el mercado de certificación de productos orgánicos, la compra de Galeno Capital de las acciones del Grupo Financiero Galicia en Efectivo , la compra de Aspro (equipos de GNC) por parte de Inverlat, el desembarco de Diarco en Potigian, la compra de Viñas de Argentina por parte de Vicentín y la llegada del fondo Kaszek Ventures a Digital House, para formar programadores.

Otras operaciones incluyeron la venta de Iecsa, de Angelo Calcaterra, al Grupo Mindlin, la adquisición del Citi por parte del Santander y la negociación por Alco, de Canale.

La fábrica de galletitas nacional Tía Maruca compró Dilexis al Grupo Pepsico. Alejandro Ripani, gerente general de Tía Maruca, explicó que Pepsico estaba saliendo de las segundas marcas.

Hoy la fábrica tiene un 80% de capacidad ociosa y necesita tecnología para adaptar la producción.

“Hay un reacomodamiento en el mercado. Las multinacionales quizá se enfocan en las marcas globales, que son las que mejor manejan, y eso genera un movimiento”, explicó Ripani.

Por su parte, Federico Eisner, socio de Bain & Company, remarcó que “hay inversiones que están esperando ver cuánta consistencia tiene el cambio”.

Además, como antesala a la inversióndesde cero”, el especialista señaló que hay una vuelta de los fondos de “private equity”, que son los que invierten en las empresas para desarrollarlas y después venderlas a otros operadores.

“El private equity es el 25% del trabajo de Bain a nivel mundial y hoy vuelve a estar presente en la Argentina. En los últimos años, el trabajo que Bain hacía era 85% local y sólo 15% internacional. Los internacionales ignoraban a la Argentina. Hoy el 50% son clientes internacionales que nos piden trabajar en estrategia, productividad, pedirles a las empresas que crezcan y que miren la región”, aseguró.

Ese “interés” explica el regreso de fondos especializados como Advent, JP Morgan y McKinsey.

Para Fausto Spotorno, director del centro de estudios de OJF, todavía no despegó la llegada de los fondos de private equity.

Y la compra de empresas se concentra en las de tamaño medio. “Hay muchas Pymes chicas en venta, pero no son atractivas para los grandes inversores por los altos costos locales, pese a que son buenas empresas”, sostuvo Spotorno a Perfil.

SECCIÓN Actualidad