Impuestos

La AFIP de Echegaray le mintió a la Justicia para proteger a Lázaro Báez

18-04-2017 La actual conducción reveló que hubo datos adulterados. Sólo en Austral Construcciones, estiman una evasión de más de $70 millones en dos años                                                                                                       
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La AFIP alertó a la Justicia que un organismo del Estado le mintió para llevarlo a proteger a las empresas de Lázaro Báez y, en última instancia, encubrir a la entonces familia presidencial Kirchner, en uno de los rubros más sensibles: la operatoria hotelera. ¿A qué organismo acusó la agencia? A la propia AFIP .

El alerta llegó a manos del juez en lo Penal Económico Javier Biscayart, mediante un informe reservado que uno de los más altos funcionarios de la actual AFIP, Jaime Mecikovsky, le entregó junto con una docena de anexos de 500 páginas elaborados por el área de auditoría interna del organismo.

Ese informe y los anexos expusieron cómo técnicos y funcionarios de la AFIP de la gestión de Ricardo Echegaray le mintieron a López Biscayart, entre 2014 y 2015, sobre la situación tributaria de las empresas de Báez. Los engaños llevaron al magistrado a ordenar el cierre de la causa por evasión más sensible que afrontaba el presunto testaferro de los Kirchner.

Ahora, la auditoría interna de la AFIP expuso esas mentiras. Determinó, por ejemplo, que mientras que la gestión de Echegaray le informó a la Justicia que ninguna de las empresas de Báez jamás superó el umbral de los $400.000 anuales que impone la ley para iniciar una causa penal por evasión, la verdadera cifra evadida es multimillonaria.

Y detalló que si se hubieran aplicado los mismos parámetros que se toman con cualquier contribuyente, sólo Austral Construcciones habría evadido más de $70 millones entre 2010 y 2011.

A eso deberían sumarse otros $152,1 millones de intereses resarcitorios acumulados. Es decir, un total de $222,1 millones.

"Las acciones llevadas a cabo (por la gestión Echegaray) fueron cuanto menos incorrectas y parciales, llevando información falaz al Juzgado, en la que se basó el dictado de la resolución de sobreseimiento", le informó Mecikovsky, quien también fue más allá de sus funciones técnicas y planteó que podría estarse incluso ante una presunta asociación ilícita fiscal.

Consultado por La Nación, Echegaray rechazó el informe, deslindó responsabilidades en la línea técnica de la DGI y acusó a la actual gestión de la AFIP de actuar con fines políticos. "Ningún juez me preguntó nada de eso y la determinación del monto de los impuestos es resorte exclusivo de la línea operativa de la DGI, no de la AFIP", planteó, a través de un colaborador.

Echegaray también vinculó el nuevo informe de la AFIP con un fallo reciente de la Cámara Federal de Casación Penal que lo favoreció a fines de marzo en la causa por supuestas maniobras de encubrimiento que el entonces titular del organismo habría dispuesto en Buenos Aires y Bahía Blanca para proteger a Báez.

En esa causa, Echegaray fue sobreseído por el entonces juez federal Norberto Oyarbide, fallo que no apeló el fiscal federal Guillermo Marijuán. "Si el informe (presentado ante López Biscayart) es así, tiene un alto contenido político", afirmó el ex funcionario.

SECCIÓN Impuestos