Economía
Operativo seducción: Dujovne viaja a la Reunión de Primavera del BM y el FMI tras el escéptico informe del Fondo
18-04-2017 El ministro de Hacienda viaja a EE.UU. y se reunirá, entre otros, con la directora del organismo, Christine Lagarde, luego de que diera a conocer su reporte "Perspectivas de la economía mundial" en el que vaticina un menor crecimiento del esperado para la Argentina y una inflación elevada
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, tendrá una importante tarea durante la Reunión Anual de Primavera que realizan de manera conjunta el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM): deberá renovar expectativas y confianza luego de que se conociera una proyección del FMI que afirma que la economía argentina crecerá este año menos de lo esperado y estará lejos de cumplir con la meta oficial de inflación del 17% asumida por el Banco Central.

Dujovne no estará sólo en su misión. Integrará una comitiva que también tendrá a su par de Finanzas, Luis Caputo, y al titular del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, entre otros. El viaje está pautado para esta noche y tiene por destino Washington. 

En Washington, el titular de Hacienda mantendrá una intensa agenda de trabajo. Participará en las distintas sesiones de la Reunión Anual de Primavera, sostendrá encuentros bilaterales y también se reunirá con autoridades de los organismos internacionales, como la directora gerente del Fondo, Christine Lagarde. Hará lo propio con ejecutivos e inversores del sector privado.

Durante la Asamblea de Primavera, el FMI profundizará sobre su informe "Perspectivas de la economía mundial" (WEO), que se conoció este martes y dejó un sabor agridulce al gobierno argentino.

Ocurre que el FMI corrigió sus proyecciones respecto al crecimiento de la economía argentina y sostuvo que lo hará menos de lo esperado. También señaló que la administración que conduce Mauricio Macri estará lejos de cumplir con la meta oficial de inflación del 17% asumida por el Banco Central.

En el mismo informe, el organismo presidido por Christine Lagarde consideró que la evolución de los precios al consumidor en el país cerrará este año con un aumento del 21,6%. Una cifra elevada para las estimaciones oficiales.

Ante este escenario, la inflación en Argentina es la más alta de la región después de la de Venezuela (el Fondo estima la inflación venezolana del año en 720% y la proyecta en 2,068% para 2018) y una de las más altas del mundo.

Tanto es así que el Fondo excluye expresamente a Argentina y Venezuela cuando calcula que los mercados emergentes y en desarrollo tendrían en 2017 una inflación de 4,7%, por encima del 4,4% del año pasado, en gran medida como consecuencia del encarecimiento de las materias primas.

Además, ratificó un crecimiento del 2,2% para la economía en 2017, contra el 3% que proyecta el último Monitor de la Economía Real, el informe de uso interno que se prepara todos los meses desde el ministerio de Producción y así seguir de cerca la economía mes a mes.

El informe 
"La actividad tiene visos de expandirse en 2,2% en 2017 gracias al aumento del consumo y la inversión pública", explica el Fondo. Para el año que viene, el crecimiento está estimado en un 2,3% con una recuperación tanto de la inversión privada como de las exportaciones.

El crecimiento de la economía de Brasil (aunque será débil) resulta clave para la Argentina. La economía del principal socio de la Argentina salió del 2016 con una recesión del 3,6%, y el FMI pronostica un crecimiento del 0,2% para este año. 

El Banco Central del país vecino no coincide con el número del FMI, en sus proyecciones, crecerá un 0,4 por ciento.

"La recuperación gradual se verá favorecida por la reducción de la incertidumbre política, la flexibilización de la política monetaria y el avance de la agenda de reformas", indicó en el informe.

El FMI redujo por segunda vez consecutiva las previsiones de crecimiento para la Argentina. En octubre estimaba un aumento de 2,7% para el año en curso, en enero la previsión disminuyó a 2,4% y ahora volvió a recortarla en medio punto respecto de fines del año pasado, al prever un crecimiento de 2,2% para 2017.

Por otro lado, para el Fondo, la Argentina seguiría siendo deficitaria en sus relaciones con el exterior ya que el saldo de la cuenta corriente, medida en términos del Producto Bruto Interno, sería negativa en 2,9% en 2017 y en 3,4% en 2018. En cambio, y de la mano de la recuperación económica, el FMI espera una caída sostenida de la tasa de desempleo que bajaría de 8,5% para el año pasado a 7,4% en el presente y a 7,3% en 2018.

América Latina aparece mejor parada que en las últimas proyecciones del Fondo. La región crecerá un 1,1% este año, una expansión que se acelerará el año próximo al 2,3 por ciento.

La agenda de Dujovne
Durante su estadía en EE.UU., Dujovne tiene previsto mantener sesiones de trabajo con la directora gerente del Fondo, Christine Lagarde, y con ministros de Economía y Finanzas de la región y del G-20.

La agenda del ministro de Hacienda en Washington incluye encuentros con el vice primer ministro de Singapur, Tharman Shanmugaratnam; el ministro de Hacienda del Reino Unido, Philip Hammond; y la ministro de Finanzas de Indonesia, Sri Mulyani.

Además, prevé reuniones con autoridades del Americas Society/Council of the Americas y con ejecutivos de la banca privada e inversores.

También tiene previsto participar este miércoles en Nueva York de una reunión con eventuales inversores en el marco de un nuevo encuentro del Consejo de las Américas, donde también estarán representantes del JP Morgan, Citi, y el Banco Itaú, se informó oficialmente.

La reunión de Primavera del FMI y BM comenzará formalmente el próximo viernes y se extenderá hasta el domingo 23 en las oficinas del organismo financiero internacional en la capital estadounidense.

La cita congrega cada año a los ministros de Economía y Finanzas y titulares de Bancos Centrales de los países afiliados al FMI, así como también autoridades de otros organismos multilaterales y ejecutivos del sector privado.

En sus jornadas, los principales líderes de la escena política y económica global debaten sobre los principales desafíos que tienen por delante y los nuevos enfoques para el desarrollo de los mercados financieros y la economía mundial.

SECCIÓN Economía