Negocios
Shell pone en marcha planta con sistema de producción temprana de hidrocarburos en Vaca Muerta
19-04-2017 La compañía produce hoy 2.500 barriles por día y espera llegar a los 10.000 el año próximo. Reclamo por mayor infraestructura para bajar los costos
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La compañía anglo-holandesa Shell inauguró formalmente el martes su primera planta de producción temprana (EPF, por sus siglas en inglés) en la zona de Vaca Muerta.

Según detalló Teófilo Lacroze, presidente de Shell Argentina, el establecimiento produce actualmente 2.500 barriles de petróleo por día, y separa el crudo, el gas y el agua que vienen de los ductos de los yacimientos Sierras Blancas y Cruz de Lorena.

Además, posee una capacidad de hasta 10.000 barriles diarios, que la compañía prevé alcanzar en 2018, cuando estén ampliados los oleoductos, de acuerdo a los datos aportados por el ejecutivo ayer.En diálogo con la prensa local, Andy Brown, director de Upstream del Grupo Shell, evitó precisar el monto de la inversión de Shell en la contrucción de la planta de separación de petróleo, agua y gas.

"Estamos invirtiendo u$s180 millones por año en Vaca Muerta, y estamos todavía en una etapa temprana de nuestros proyectos", resumió el directivo petrolero al dar cuenta de los números de la empresa en la cuenca neuquina.

Pero, mas allá de estos datos, para los directivos de Shell presentes durante la inauguración del establecimiento llevado a cabo , la infraestructura es un elemento clave para reducir los costos que demanda el proyecto, que calcularon en torno a los u$s10 millones por pozo.

Presente durante el acto formal de inauguración de la planta, el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, recogió el guante al reclamo de la empresa petrolera al recordar las obras que está llevando a cabo su gobierno y el nacional. "Hay obras para hacer más carriles en las rutas 7 y 51 que conducen a los yacimientos".

También agregó que dentro de un mes se inaugurará el hospital de Añelo, la ciudad más cercana a la zona rica en formaciones no convencionales de hidrocarburos. Dijo además que su gobierno "está trabajando junto con la Nación en un tren que vaya de Vaca Muerta a Bahía Blanca".

En rigor, este Sistema de Producción Temprana, tal como se lo conoce de manera técnica, comenzó a operar en diciembre del año pasado y la presencia de las máximas autoridades de Shell en el segmento del upstream revela la apuesta al potencial de Vaca Muerta.

Aunque no detallaron el monto concreto de la inversión que demandó esta planta, los ejecutivos de la petrolera extranjera admitieron que logran así la integración vertical de la compañía, con 103 años de historia en el país y operaciones persistentes en downstream (refinación y comercialización) pero inestables en upstream (exploración y producción).

En la actualidad, Shell opera cuatro áreas en Vaca Muerta, asociada con la petrolera estatal neuquina Gas y Petróleo (G&P) y además tiene 11 pozos en perforación.

Al respecto, Laurens Gaarenstroom, general Manager de proyectos no convencionales de Shell en Argentina, afirmó que Vaca Muerta tiene el potencial para reemplazar, de a poco, las operaciones de su compañía que irán declinando en el Mar del Norte durante los próximos años. Además, reconoció que "los ciclos políticos cambiantes en el país pueden afectar las inversiones, pero estos proyectos son a 30 años y van a pasar varios gobiernos, por lo tanto no se pueden frenar".

SECCIÓN Negocios