Actualidad
Precupación mundial por la escalada de violencia en Venezuela: EE.UU. acusa a Maduro de violar la constitución
19-04-2017 El secretario de Estado Rex Tillerson afirmó que están observando de cerca lo que ocurre en el país. También la OEA denunció la militarización de civiles que promociona el gobierno chavista para "defender la patria". Con las dos víctimas del miércoles, suman 8 manifestantes muertos en el último mes
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La "Madre de Todas las Marchascontra el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela terminó con tres personas muertas, un joven de 17 años y otra de 24 fueron asesinados a balazos por –según denuncian– grupos chavistas, y un sargento de Guardia Nacional falleció por el fuego cruzado.

Las imágenes del horror llegaron a los despachos de los líderes mundiales, que ven con preocupación la ola de violencia que generó ocho muertos en manifestaciones en el último mes.

"Nos preocupa que el gobierno de Maduro esté violando su propia Constitución y no esté permitiendo a la oposición organizarse de forma de que se expresen las opiniones del pueblo venezolano", señaló Rex Tillerson, secretario de Estado de EE.UU.

"Estamos preocupados por esta situación. La estamos observando de cerca y trabajando con otros para comunicar esas preocupaciones", agregó.

El temor logró alcance continental con las declaraciones de Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), quien suele cruzarse verbalmente con Maduro.

"Condenamos la violenta represión y muerte de venezolanos de hoy 19 de abril. Basta de atropellos a los derechos de la gente", publicó Almagro en su cuenta de Twitter.

Más tarde, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) manifestó su "alarma frente a la militarización y llamado a armar a 500.000 milicias civiles" que realizó el gobierno de Maduro antes de las marchas.

"Este inminente despliegue de fuerzas militares y milicias civiles armadas ordenadas por el Poder Ejecutivo representa una grave amenaza a los estándares en materia de protección de la seguridad ciudadana y la protección de los derechos humanos.

Por su parte, Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, ordenó a su canciller pedir al secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, "poner su atención en la preocupante militarización de la sociedad venezolana".

Las declaraciones llegaron horas después de que este miércoles las calles venezolanas fueran el escenario de un espectáculo poco frecuente: además de manifestantes opositoras, también se movilizaron personas a favor del gobierno.

De hecho, se estima que hubo unos 60.000 chavistas que circularon en moto por Caracas y otras ciudades mostrando su apoyo al presidente.

Pero la jornada arrancó con una fuerte advertencia del presidente venezolano: los manifestantes opositores no llegarían al centro de la Caracas.

Para ello, el gobierno desplegó un fuerte operativo, con efectivos policiales y militares para frenar el avance de los miles de manifestantes que protestaron en Caracas y en las principales ciudades del país.

Como era de esperarse, la escalada de tensión terminó con la muerte de dos jóvenes estudiantes

El primero de ellos fue Carlos José Moreno, quien falleció tras recibir un tiro en la cabeza mientras protestaba en San Bernardino, en el noroeste de la capital venezolana.

La otra víctima fue Paola Ramírez, una joven estudiante de 24 años, también por un disparo de supuestos adeptos al oficialismo, durante una protesta antigubernamental en la ciudad occidental de San Cristóbal, según señalaron familiares y testigos.

Lejos de nombrar a las víctimas, Maduro dio una conferencia donde indicó que sus seguidores dieron una gran lección al mundo sobre la defensa de la patria.

"Hoy, ellos (los opositores) intentaron tomar el poder y los hemos derrotado otra vez", disparó desde el escenario montado en la avenida Bolívar de la capital venezolana.

Además, apuntó contra Julio Borges, presidente del Parlamento de mayoría opositora, por la violencia de las protestas.

También confirmó la detención de "más de 30 encapuchados terroristas".

Las víctimas
El director del Hospital de Clínicas de Caracas, Miguel Salomón, fue quien confirmó el deceso de Moreno, quien cursaba el primer año de la carrera de Economía en la Universidad Central de Venezuela.

Según indicaron los manifestantes, Moreno fue alcanzado por disparos  de un grupo de hombres en moto que también lanzaron bombas lacrimógenas contra una concentración opositora.

No obstante, existe otra versión que señala que el disparo que terminó con la vida del joven provino desde un techo.

"Denunciamos un manifestante herido de bala en la Plaza de la Estrella de San Bernardino", escribió en su cuenta de Twitter el diputado Jorge Millán (Primero Justicia).

Por su parte, la parlamentaria Olivia Lozano (Voluntad Popular) ratificó que los chavistas atacaron, dispararon y lanzaron bombas lacrimógenas contra los manifestantes. "Nos emboscaron y nos empezaron a disparar".

De este modo, se elevaron a siete los muertos en las protestas que se realizaron en las últimas dos semanas en Venezuela.

Los disturbios estallaron en sectores de la estratégica autopista Francisco Fajardo, en El Paraíso, Quinta Crespo, San Bernardino y San Martín, en el oeste de la ciudad.

La Fiscalía confirmó en un boletín que ya inició la investigación del caso.

En el Paraíso, agentes de la militarizada guardia nacional trataban de dispersar con gases a los manifestantes. "Cobardes", gritaba un grupo de mujeres frente a la comandancia local de ese cuerpo de seguridad.

Por su lado, un grupo de jóvenes rompía aceras en una calle de esa zona para armarse de los trozos de cemento, mientras que otros quemaban basura y en varias viviendas sonaban cacerolas.

En lo que se prometió como "la Madre de todas las Marchas", la sexta en abril, la oposición exige elecciones generales y respeto al Parlamento, único de los poderes públicos que controla.

Las anteriores protestas dejaron cinco muertos, decenas de heridos y más de 200 detenidos.

Los opositores convocaron manifestaciones en todas las ciudades de Venezuela, y en la capital establecieron unos veinte puntos de concentración para luego confluir en el centro histórico de Caracas, donde también se movilizaron miles de seguidores del gobierno.

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, solicitó este miércoles a los organismos de seguridad del Estado "garantizar" el derecho a la manifestación pacífica, tal y como lo hicieron en estos días once países latinoamericanos.

Las manifestaciones se iniciaron tras sentencias del Tribunal Supremo de Justicia con las que se adjudicó las competencias del Legislativo y retiró la inmumidad de los diputados, despertando una protesta diplomática internacional que lo obligó a dar marcha atrás.

Contra el parlamento
"Julio Borges eres el jefe del golpe de Estado, después no te quejes cuando llegue la justicia. Julio Borges te lo estoy diciendo con tiempo", indicó Maduro en su discurso, con su usual tono confrontativo.

"Estoy decidido a defender la Patria y no voy a retroceder ni un milímetro. Lo que voy es pa' lante carajo", completó.

Maduro calificó al diputado del partido Primero Justicia como "hipócrita, fariseo, golpista, cobarde y payaso".

"Eres tú el responsable de la violencia y serás el responsable ante la Justicia", espetó el mandatario

Ya van casi tres semanas de protestas contra el gobierno venezolano, donde se cuentan al menos ocho muertos, decenas de heridos y centenas de arrestos.

De hecho, según la organización sin fines de lucro Foro Penal Venezolano, hay más de 500 detenidos, de los cuales 200 fueron privados de su libertad.

La “grieta” venezolana
Tanto el presidente Maduro como su contrincante en las últimas elecciones, Henrique Capriles, transmitieron video en vivo a través de Twitter videos sobre este miércoles de marchas a favor y en contra del gobierno venezolano.

Capriles optó por grabar con su teléfono cómo se vivía la movilización “por dentro”, con manifestantes con máscaras para evitar los efectos de los gases lacrimógenos y helicópteros monitoreando el lugar.

Por su parte, Maduro eligió por replicar imágenes del canal de televisión oficial, que mostraba la multitud chavista que asistió a su discurso.

En este sentido, varios periodistas venezolanos denunciaron en las redes sociales que las señales TN, de Argentina; y El Tiempo, de Colombia, que estaban transmitiendo desde la marcha fueron quitadas de la grilla de los servicios de televisión paga.

Cobertura en vivo de la TV
A continuación, la transmisión en directo del canal de televisión colombiano Telecaribe

 

SECCIÓN Actualidad