Management
Tras cinco años de caída de ingresos, ¿cuánto ganará la CEO de IBM en el 2017?
25-04-2017 Este martes se celebra una asamblea de accionistas, en la cual se pedirá que se apruebe para la máxima ejecutiva una remuneración de u$s33 millones
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Cuando los accionistas de IBM se reúnan este martes, se les pedirá que aprueben un paquete de remuneración de u$s33 millones para la máxima ejecutiva de la multinacional, Ginni Rometty.

Es una suma importante para cualquier CEO, y mucho más para alguien que dirige una empresa que viene de cinco años de caída de ingresos y dejó a los accionistas con un retorno total de menos de 0,1 por ciento.

La verdad es que esa cifra podría estar por debajo de su remuneración real, tal vez un 50% o más, debido a la forma en que IBM valúa sus opciones sobre acciones.

Según la firma que asesora asambleas de accionistas, Institutional Shareholder Services, el paquete del 2016 de Rometty en realidad podría superar los u$s50 millones, sobre la base de su propia estimación del valor de las opciones de Rometty en el momento en que fueron otorgadas.

A valores actuales, que toman en cuenta el aumento del precio de las acciones de IBM desde la concesión, su remuneración ahora es de u$s65 millones, o casi el doble del salario que se informa.

Esa disparidad -entre lo que las empresas dicen que pagan y lo que realmente reciben los máximos ejecutivos- refleja la imprecisión del arte de valuar las opciones sobre acciones. Si bien es legal e incluso bastante común, las particularidades del caso de Rometty causaron sorpresa.

"La valuación que hicieron es muy inusual", dijo John Core, profesor de contabilidad de la Escuela Sloan de Administración del Instituto de Tecnología de Massachusetts, sobre la valuación de las opciones de Rometty por parte de IBM.

"Sin duda hay cierta discrecionalidad en esos modelos, aunque esto parece estar en el lado más extremo", opinó. 

Ed Barbini, portavoz de International Business Machines, dijo que la empresa con sede en Armonk, Nueva York, utilizó la misma metodología para valuar las concesiones de opciones durante más de una década, de acuerdo con los principios de contabilidad generalmente aceptados y las normas de la Comisión de Valores y Bolsa.

Ni Rometty ni los directores responsables de fijar su salario estuvieron disponibles para efectuar declaraciones a Bloomberg al respecto, y PricewaterhouseCoopers, que auditó los libros de IBM, también se negó a comentar.

La compañía, que otorgó a Rometty 1,5 millones de opciones por única vez en enero del 2016, valuó la subvención en u$s12,1 millones. Eso se sumó a su remuneración normal, que consiste en u$s21 millones en salario, bonos y acciones.

SECCIÓN Management