Autos iPro
Tras el embargo de su planta, General Motors abandona Venezuela
02-05-2017 La compañía tomó la decisión oficial después de un largo enfrentamiento con las autoridades de ese país. El cierre constará u$s100 millones y afecta a más de 5.500 trabajadores                                                      
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Tras el embargo a su planta, General Motors decidió abandonar Venezuela.

La automotriz estadounidense anunció este martes la desconsolidación de sus negocios en el país gobernado por Nicolás Maduro.

El cierre de sus operaciones se produce luego del inesperado embargo de su planta en Valencia el pasado 18 de abril por autoridades judiciales, lo cual forzó a la compañía a cesar sus actividades y dar por terminadas las relaciones laborales debido a causas ajenas a la voluntad de las partes.

Desde entonces, todos los ex trabajadores han recibido el pago de sus beneficios provenientes de la separación, según se exige legalmente.

La semana pasada, GM presentó un recurso ante el Tribunal Supremo de Venezuela, que en caso de resultar exitoso, dejaría sin efecto la demanda subyacente que llevó al embargo, y revocaría todas las acciones civiles y penales relacionadas. La compañía espera una pronta decisión y un resultado favorable.

Pese a que la compañía ha cesado sus operaciones, ejecutivos de GM han expresado su voluntad de dialogar con autoridades gubernamentales y líderes sindicales acerca de las circunstancias bajo las cuales podría ser posible comenzar a producir y emplear a cierto número de trabajadores, bajo un nuevo y viable modelo de negocios.

Se espera que la desconsolidación resulte en un costo de aproximadamente u$s100 millones.

Hace algunos días, la automotriz había despedido a 2.678 trabajadores de la planta ubicada en la localidad de Valencia, estado de Carabobo.

"GMV informa que se realizó a su cuenta la transferencia de sus prestaciones sociales por la finalización de la relación de trabajo", expresa el mensaje de texto que General Motors envió a sus operarios, según contó uno de ellos en diálogo con la agencia de noticias Reuters.

El retiro de General Motors Venezuela también afecta a los más de 3.900 empleados que conforman la red de concesionarios oficiales, aunque GMV sostuvo la semana pasada que "continuará ofreciendo servicios de posventa y repuestos para todos sus clientes a través de los representantes de ventas".

SECCIÓN Autos iPro