Impuestos
Aunque debajo de la inflación, la recaudación de abril confirma indicios de recuperación
02-05-2017 La AFIP juntó $188.000 millones, lo que supone una suba interanual de 24%. En el Gobierno creen que con el resultado fiscal se cumplen los indicios de la recuperación económica. Buena perfomance de los impuestos ligados a la actividad y también aquéllos relacionados con el mercado laboral
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La recaudación impositiva de abril volvió a quedar algunos puntos por debajo de la inflación: en total, la AFIP juntó $187.949 millones, un 24,6% por encima de abril del año pasado.

De acuerdo a las estimaciones de las consultoras privadas, la inflación de los últimos 12 meses estuvo entre 26% y 27%.

Para quienes toman a la recaudación como una especie de alerta temprana de la marcha de la actividad hay, no obstante, un aliciente: los impuestos ligados al consumo registraron una leve mejora respecto de los desempeños anteriores.

En concreto, la recaudación del IVA Impositivo mostró un avance del 33,3% ($44.238 millones) mientras que en el caso de Ganancias Impositivo, la suba interanual rozó 31,5% ($27.055 millones). En ambos casos, se trata de alzas superiores a la inflación interanual, lo que podría estar reflejando un leve repunte en los niveles de consumo de la población.

Otro renglón sensible a la actividad, como el denominado “Impuesto al cheque”, tuvo un repunte del 21,6% ($12.677 millones), pero ese dato podría estar impactado por el hecho de que abril tuvo tres días hábiles menos que el mismo mes del año pasado.

La otra buena noticia tiene que ver con los impuestos que gravan al trabajo. Tanto Aportes Patronales (+31,5%) como Contribuciones Patronales (+35,8%) sellaron desempeños por encima de la inflación, lo que en definitiva da cuenta de un mercado laboral sólido, sea por las mejoras salariales como por el nivel de ocupación.

Un respiro para el Gobierno
Las cifras de recaudación le dan un alivio al Gobierno y, en especial, al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien más repitió en las últimas semanas que el país había salido de la recesión.

El pesimismo había llegado luego de conocerse algunas cifras del INDEC, como la caída del 2,2% de la actividad económica en febrero que ponía dudas sobre el rebote de la economía.

Es que se trató del descenso más grande desde octubre del año pasado, cuando marcó una baja de 4,9%.

Adicionalmente, el Ministerio de Trabajo de la Nación había informado un retroceso de 0,4% del empleo durante el segundo mes del año en relación al mismo período del 2016. Es decir, 23.000 puestos de trabajo menos.

Pero los principales economistas están señalando que este año la economía repuntará, aunque por debajo del 4,2% que propuso como meta el Gobierno.

De hecho, el ministro había ratificado el objetivo la semana pasada, cuando comunicó el resultado fiscal del primer trimestre del año.

En esa ocasión, informó que el déficit primario había alcanzado los $41.344 millones, al tiempo que destacó que se ubicó 10% por debajo del mismo período del año anterior.

El funcionario había resaltado que la meta prevista era de un rojo fiscal de $58.500 millones, por lo que "la hemos cumplido en $17.156 millones, es decir, en 0,2% del PBI".

Y agregó: "En marzo, el déficit fiscal bajó un 40%". En buena medida, el resultado se logró gracias a los ingresos del blanqueo de capitales.

Por su lado, el Miguel Bein, exasesor de Daniel Scioli, pronosticó que la economía crecerá este año apenas 2,9%, por debajo del 5% que consignaba en sus cálculos hace unos meses.

En cambio, para la consultora Economía & Regiones, el primer trimestre habría finalizado con expansión cero. Para el segundo y el tercero, postulan variaciones del 2,4% del 2,7%, respectivamente.

Sin embargo, entre octubre y diciembre creen que habrá una desaceleración. Se crecerá, pero menos: la pauta es del 1,9%.

SECCIÓN Impuestos