Economía

El Gobierno rescata a SanCor con $450 millones, pero advierten que la reactivación llevará tiempo

05-05-2017 Integrantes de Atilra y funcionarios de la Casa Rosada llegaron a un entendimiento, pero los productores dicen que esto es sólo el principio: deben recuperar la producción de leche. "Unos 1.000 tamberos se fueron de la actividad y el que se va no vuelve más", dispararon. ¿En qué consiste el acuerdo?
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Luego de meses de incertidumbre por la profunda crisis en la que se encuentra una de las mayores empresas lácteas del país, SanCor firma un acuerdo con el gobierno nacional para resolver la situación financiera de la compañía. 

La Asociación de Trabajadores de la Industria de la República Argentina (Atilra) y el gobierno suscribieron el jueves un acta en el Ministerio de Trabajo de la Nación, donde hubo participación del Centro de la Industria Lechera (CIL), Apymel, el secretario de Trabajo de la Nación, Ezequiel Sabor, e Ignacio Werner, funcionario del Ministerio de la Producción.

El ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, lo había confirmado en la mañana del viernes: "En el Ministerio de Trabajo, en una reunión larguísima, dos funcionarios muy importantes, Ezequiel Sabor e Ignacio Werner llevaron adelante una negociación entre las dos cámaras empresarias que representan a la industria y al sindicato".

"Se firmó un acta que vamos a refrentar con un acuerdo para liberar los fondos para Sancor", afirmó el ministro en una entrevista radial, donde aseguró que el desembolso del Estado será de $450 millones "que van a ir a un fideicomiso".

Por su parte, el secretario de la Mesa de Productores Lecheros de Santa Fe (Meprolsafe), Marcelo Aimaro, aseguró que "la verdad es que el único que podía destrabar este conflicto es el gobierno nacional, no hay otra que ofreciendo plata y seguramente pondrá sus condicionamientos; hay que hacer una reestructuración profunda para que esa plata no caiga en saco roto".

"Este dinero alcanza para comenzar a pagarle a los productores, abonar los sueldos, comprar insumos, y para que reactiven la industria nuevamente; pero reitero, el Gobierno pondrá sus condicionameintos para reestructurar a fondo, como corresponde", enfatizó Aimaro.

"Será necesario en un tiempo prudencial adonde puedan redireccionar empleados, porque así no puede funcionar la industria, y no quede gente en la calle. Se tiene que asistir a la gente, sino de qué van a trabajar", agregó.

"Hay que reestructurar la empresa, volver a recuperar la producción, la materia prima, que no va a ser mañana; hay que pagarle al productor para que pueda rearmarse, es un proceso que va a llevar un tiempo", estimó el dirigente de Meprolsafe.

"Sancor es muy grande para dejarla caer; son 4.000 trabajadores, todos los tamberos, los transportistas, distribuidores, la familia de trabajo de Sancor es muy grande. Lamentablemente, se llegó a un situación tremenda, pero ahora está la posibilidad de salvarla", confió.

Consultado sobre los tamberos que proveen a la cooperativa láctea, Aimaro dijo que "muchos se les fueron por falta de pago, hoy nadie a ciencia cierta cuánta leche tiene Sancor, se hablaba hace 10 días atrás de unos 870 mil litros. Hoy nadie lo sabe".

El experto también indicó que "unos 1.000 tamberos se fueron de la actividad en el último año; muchos de ellos se dedicaron a la soja, y el que se fue no vuelve más".

Resaltó que "en esta oportunidad hay un agravante que no se dio en otras crísis, y es que el 80% de las vacas se fue a frigorífico. En otras ocasiones, ese porcentaje se iba a otros tambos. Ahora pasó que fueron al frigorífico y se las comieron en hamburguesas, por ejemplo".

"La fábrica de hembras para el futuro no está más y hay que esperar que nazcan nuevas vacas, que crezcan, y eso lleva mucho tiempo", aseguró.

Pedido de austeridad
Además del salvataje financiero, el acuerdo implica también un aporte de los trabajadores. "Hay un compromiso por un nuevo convenio colectivo de trabajo, donde se mejoran condiciones de trabajo para los productores y para la industria. El sindicato aceptó una rebaja entendiendo la realidad que no solamente estaba en juego Sancor, estaba en juego la industria lechera argentina y la producción láctea", aclaró Buryaile.

Sin embargo, Buryaile de Cambiemos no dejó pasar la oportunidad para criticar a los ejecutivos de Sancor que llevaron a la compañía a la actual situación.

"Sancor tiene que hacerse responsable por el desmanejo que ha tenido. El Estado no puede ser el único responsable y el pagadios de siempre de la cosa. Tendrán que hacer su reestructuración, hay gerentes de Sancor que ganan por encima de $400.000 y que no han estado a la altura de las circunstancias para manejar la compañía", apuntó en diálogo con Radio Mitre.

"Ahora lo que necesita Sancor es un manejo adecuado para que los productores confíen. Lo más importante ahora es que Sancor de una demostración de austeridad, que de una demostración de estar a la altura de la crisis. Y que le muestre a la gente que está dispuesto a manejarse de acuerdo a su situación real de sus finanzas", sentenció.

Con esta determinación, Atilra anunció el inmediato levantamiento del paro por 24 horas que había establecido para esta jornada, informó el secretario General del gremio, Héctor Ponce.

En qué consiste el acuerdo
El convenio al que llegó el Gobierno con SanCor se basa en los siguientes puntos, según indicó el portal especializado eDairy News:

- Se da por finalizado el "aporte solidario", que será reemplazado por uno nuevo de $750 para las empresas pequeñas y medianas y de $1.500 para las más grandes. Actualmente, era de $3.838.

- La deuda que mantienen algunas empresas con el gremio será condonada bajo el compromiso del pago del nuevo aporte.

- Los juicios al respecto serán levantados corriendo las partes con las costas correspondientes.  

- A las 72 horas de la firma del acuerdo el estado comenzará la liberación del Fondo Fiduciario para SanCor en cuotas.

- Se comenzará a trabajar sin presiones para un nuevo convenio colectivo de trabajo para el sector.

- Según Buryaile, también involucra una reestructuración de los sueldos más altos, que llegan a $400.000

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR