Autos iPro
Musk afirma que Tesla superará a Apple como la marca más valiosa del mundo
05-05-2017 El CEO de la automotriz asegura que un nuevo proceso de automatización le permitirá seguir creciendo y disparará la cotización de la empresa 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El miércoles pasado, Elon Musk, jefe de Tesla, superó incluso sus altos estándares tanto de arrogancia como de humildad, cuando al ver a futuro considera que algún día el valor del fabricante de automóviles eléctricos será mayor incluso que el de Apple, pero también admitió que confundió a sus clientes con la mala decisión que tomó para darle un nombre a un producto.

"Quiero hacer un preámbulo de esto al decir que podría parecer que estoy delirando", dijo Musk a los analistas de Wall Street en la más reciente conferencia de presentación de resultados de su compañía. Pasó a decir que ve "un camino despejado" para que Tesla, que tiene un valor de u$s51 mil millones, pueda superar el valor del fabricante del iPhone, que actualmente es de 776 mil millones de dólares.

Sus comentarios se produjeron cuando Tesla está a punto de lanzar el Model 3, un nuevo vehículo que se diseñó para satisfacer la ambición de Musk, cuando invirtió por primera vez en el fabricante de automóviles hace 13 años, de hacer llegar los vehículos eléctricos al mercado masivo.

Los costos de preparación del Model 3 dejaron a Tesla con una pérdida más grande de la esperada para el primer trimestre de este año. Un salto de 32% en los gastos de operación, en un periodo en el que los ingresos solamente subieron 18%, lo que dejó una pérdida proforma de 1.33 dólares por acción.

Eso fue una mejora en comparación con la pérdida por acción de u$s1.46 del año anterior, pero mucho peor frente a la pérdida de 81 centavos de dólar por acción que esperaba la mayoría de los analistas.

Las noticias redujeron más de 2% el precio de la acción en las operaciones después del cierre de mercado, aunque el valor de las acciones de Tesla subió más de 70% desde finales del año pasado por la euforia que causó las perspectivas del Model 3.

En un momento de humildad, Tusk admitió que el nombre que eligió para el nuevo vehículo provocó confusión, lo que causó incertidumbre sobre su modelo actual Model S.

Primero quería llamarlo Model E, para que junto con sus dos modelos existentes se pudiera deletrear la palabra SEX. Después de una queja de Ford, que ya cuenta con un Model E, el nombre se cambió a 3, como una señal de que representaba la tercera plataforma de automóviles nuevos de Tesla.

"Pensé que era astuto llamarlo 3", dijo el CEO de Tesla. Pero en vez de eso, dijo, los clientes pensaron que significaba que el coche sería la tercera versión del Model S, lo que provocó que estuvieran menos dispuestos a comprar el vehículo actual.

Ya existía la preocupación de que el nuevo auto, que se espera que tenga un precio inicial de u$s35.000, pudiera canibalizar las ventas del S, que cuesta casi el doble. Tesla afirmó que el manejo y gran parte de la tecnología en el 3 igualará al del costoso vehículo.

"Hemos visto un poco de impacto en los pedidos del Model S en función de que la gente está confundida", dijo Musk, y agregó que "asume toda la responsabilidad al darle un nombre que puede provocar confusión en el mercado". Un intento que inició hace un mes para educar a los clientes sobre las diferencias entre los coches, todavía no surte efecto, aunque el jefe de Tesla dijo que la compañía seguirá intentando comunicar las diferencias.

Al explicar por qué cree que Tesla algún día será una empresa más valiosa que Apple, en la actualidad es la compañía más valiosa del mundo, Musk dijo que la firma desarrolla un proceso automatizado de fabricación que la pondría a la delantera de otros fabricantes de automóviles.

En particular, la compañía "es cada vez más buena en la construcción de la máquina que construye la máquina", dijo. "La programación de los robots y cómo éstos interactúan es algo mucho más complejo que el software en el coche. Creo que va a ser algo muy difícil que las otras compañías puedan copiar. No quisiera estar en su zapatos".

A pesar de los comentarios de Musk, Tesla a menudo no logra estar a la altura de sus propios objetivos de producción. Batalló para superar los problemas de producción con el Model X y ahora se enfrenta al enorme reto de incrementar la producción, que el año pasado fue de alrededor de 76 mil vehículos a su objetivo de un millón de automóviles en 2020, según Milenio.

Musk predijo que su compañía tendrá una clara ventaja sobre el resto de la industria con el lanzamiento del Model Y, el próximo vehículo que tiene previsto, un utilitario deportivo (SUV) crossover que se dirige al mismo mercado de precio que el Model E.

Ese vehículo se producirá en la nueva planta que representa "un enorme cambio" sobre cualquier otra cosa que hayan construido los fabricantes de automóviles, dijo."

SECCIÓN Autos iPro