Impuestos
La presión tributaria está acorde al desarrollo del país, según el Gobierno
07-05-2017 Reconocen que el principal problema fiscal sigue siendo el nivel del gasto público. "Es elevadísimo". Y prometen bajar impuestos de manera gradual                                                                                             
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La reforma tributaria es una de las prioridades del Gobierno para el segundo semestre, pero en Hacienda creen que el nivel de impuestos está en sintonía con el avance económico del país.

"Hoy no tenemos una presión tributaria, esto es, una recaudación impositiva total sobre el producto, muy por arriba de los niveles que se esperan para un país con nuestro nivel de desarrollo", señaló el viceministro de Hacienda, Sebastián Galiani.

El economista es quien comanda los cambios en el actual sistema impositivo que se presentarán en el Congreso después de las elecciones de medio término.

"El año pasado el Gobierno bajó los impuestos a las exportaciones, los cuales afectaban el crecimiento de las mismas y del país", advirtió Galiani.

Además de poner foco en reducir la inflación el economista advierte que "es importante focalizarse en la eficiencia del sistema tributario y en aumentar la base imponible para poder bajar algunas tasas impositivas".

"Gradualmente, se podrán ir reduciendo las tasas de los impuestos considerados más ineficientes", sostiene. Uno de ellos es Ingresos Brutos, pero como depende de las provincias, Hacienda trabajará con los gobernadores cambios en este tributo desde la Comisión Federal de Impuestos.

En materia de informalidad laboral, Galiani reconoce que "tenemos un rezago con respecto a Chile y Uruguay". "Este problema es objeto de estudio en el marco de la reforma tributaria", sostiene.

Pero más allá de la estructura impositiva, en Hacienda cree que el problema sigue siendo el nivel del gasto público. "Es elevadísimo. De ahí que la prioridad sea la de eliminar el déficit fiscal reduciendo el nivel de gasto en relación al producto", afirma Galiani. La

ley de Responsabilidad Fiscal es la herramienta con la que Hacienda busca limitar el crecimiento del gasto primario en las provincias y confía en que el Consejo de Sustentabilidad Previsional proponga una reforma que garantice la sostenibilidad de largo plazo del sistema de seguridad social en Argentina.

Manteniendo controlado el gasto, el Gobierno espera mayor crecimiento económico. Mientras tanto, el FMI pronosticó un avance del PBI del 2,2% para este año, bastante por debajo del 3,5% del presupuesto oficial.

"La proyección del FMI me parece baja". "Me guiaría más por las de las consultoras locales, que en promedio ubican la tasa de crecimiento levemente por debajo de 3%", afirma.

En Hacienda celebran los datos de actividad económica de marzo y abril que creen que "han sido muy positivos". Galiani usa como ejemplo, los datos de empleo registrados en febrero, "que muestran que la industria dejó de contraerse y que se creó empleo neto en ese mes".

​A la vez, el viceministro de Hacienda cree que el consumo crecerá este año al mismo ritmo que lo hará el PBI. Pero "las exportaciones, importaciones e inversión crecerían por arriba". "Hay mucha confianza en la solvencia del país. Ello se refleja en la fenomenal caída que observamos en el riesgo país", señaló Galiani a Clarín.

Aunque prefiere no entrar en el terreno de la política monetaria, que comanda Federico Sturzenegger, el economista afirma que "la oferta adicional de divisas que trajo el blanqueo asociado al financiamiento del déficit fiscal afecta el mercado cambiario".

Sin embargo, estimó que el anuncio que hizo el Banco Central de compra de dólares para engrosar las reservas, contrarrestará la sobreoferta de divisas.

SECCIÓN Impuestos