Economía

Efecto obra pública: se duplicó el consumo de asfalto vial durante abril

08-05-2017 En ese mes hubo una demanda de 39.800 toneladas, un 103% más que en abril de 2016, impulsada por el trazado o reparación de autopistas y rutas en el marco del Plan Vial Federal. Los despachos de cemento, principalmente a granel, también mostraron un repunte debido al consumo del Estado
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El consumo de asfalto vial se duplicó durante abril debido al incremento de la actividad en la obra pública, rutas, autopistas, pistas de aeropuertos, pavimentación de calles y corredores de Metrobus, encaradas por el Estado nacional.

"El consumo de asfalto vial cerró en abril con 39.800 toneladas, superando en un 103% a lo consumido en el mismo mes del año pasado", informó este lunes el ministerio de Transporte.

El informe del Gobierno dio cuenta que ya en el mes de marzo de este año se había alcanzado el récord histórico con un total de 53.466 toneladas, que es la mayor cifra de consumo mensual.

Además, "en el primer cuatrimestre de 2017 se consumieron 175.166 toneladas de asfalto vial, lo que lo coloca como el tercer mejor primer cuatrimestre de la historia", señala el ministerio.

"El nivel de ejecución de obra que estamos llevando adelante en rutas, metrobuses, calles del conurbano bonaerense y aeropuertos impacta directamente en el consumo de asfalto vial”, aseguró el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

“Ya superamos los 1.300 kilómetros de autopistas en construcción. Nunca en la historia del país estuvieron construyéndose tantos kilómetros al mismo tiempo", agregó.

Durante el 2016 el movimiento de la obra fue tal que en el sector se compraron 32 máquinas asfálticas a valores de entre u$s1 millón y u$s2 millones cada una.

Esta inversión implicó un salto récord, pues en los tres años previos –2013, 2014 y 2015– el promedio de venta había sido de sólo 4 máquinas por año. En lo que va de 2017, ya se han vendido 16 nuevas máquinas.

El plan de rutas y autopistas
El Plan Vial Federal que lleva adelante el ministerio de Transporte a través de Vialidad Nacional prevé la construcción de 2.800 kilómetros de autopistas, 3.200 de rutas seguras y más de 11.000 kilómetros de pavimentaciones para el 2019.

En la actualidad hay en construcción en todo el país 1.326 km de autopistas y para fin de año se prevé tener alrededor de 25.000 km de rutas intervenidas, entre pavimentaciones, rutas seguras, repavimentaciones, rehabilitaciones y obras especiales.

La actividad de la construcción aumentó 10,8% durante marzo en comparación con igual mes del año pasado, y quebró 14 meses de bajas interanuales, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Con esta suba, el primer trimestre del año cerró con una mejora en el nivel de actividad del 1,8 %, destacó el organismo.

Cemento, el otro boom
Los despachos totales de cemento (incluidas exportaciones) aumentaron un 10,7% en abril en relación al mismo mes del año pasado. Se trata de la segunda suba interanual consecutiva, según los registros de la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP), lo que ratifica la saga de brotes verdes que observa el Gobierno.

Un dato ratifica este impulso: este abril tuvo tres días hábiles menos que igual período del año pasado. 

El dato negativo es que en la comparación mensual (abril con marzo) se registró una caída del 18,1%: los despachos de cemento volvieron a ubicarse muy lejos del millón de toneladas registrado en marzo,  que fue todo un récord para el sector.

Pese al repunte de los primeros meses del año, sustentado en obras públicas y privadas, las 844.324 toneladas enviadas por las fábricas del sector en abril para abastecer el consumo interno (incluidas las importaciones) exhibieron un descenso de 184.000 frente al mes anterior.

La entidad empresaria contabilizó despachos el mes pasado 17,8% inferiores a los de marzo en respuesta a la demanda local, si bien fueron 11,6% más elevados que los de doce meses atrás

Los especialistas atenúan el impacto de la caída mensual al recordar que marzo ’17 tuvo cuatro días hábiles más que abril ’17.

Ante este escenario, el acumulado del primer cuatrimestre anotó un volumen destinado al mercado interno de 3,5 millones de toneladas, apenas 7% por encima de lo verificado en enero-abril de 2016.

Aquel período fue muy negativo para el sector, que sufrió una fuerte contracción de la actividad constructora por el impacto recesivo de la liberación cambiaria y la decisión del gobierno nacional de revisar contratos para realizar auditorías. 

Pero la intención de introducir una gestión más eficiente en el uso de los recursos públicos y corregir vacíos normativos e irregularidades comenzó a dar sus frutos.

Los despachos de cemento del primer cuatrimestre de 2017 (3.571.831superan en promedio los de los años 2012, 2014 y 2016 pero resultan inferiores en comparación con los casi 3,9 millones de toneladas de los primeros cuatro meses de 2015, de acuerdo con la estadística de la AFCP. También quedaron apenas por debajo de los registros de 2013.

En este contexto, empresarios y funcionarios confían en que el repunte se transforme en una constante de la actividad en los próximos meses, a partir del dinamismo en la inversión estatal y medidas como el reciente plan de construcción de 100.000 viviendas privadas, un acuerdo que incluyó al Gobierno, constructores, desarrolladores y al sindicato Uocra. A esto se suman los llamados del Procrear y la reactivación en la demanda de créditos hipotecarios con tasas ajustadas por UVA.

La mejora del sector –según confirmaron las empresas en marzo– se debe gracias a la demanda del cemento a granel, cuyo principal comprador es el Estado para la obra pública, seguido más atrás por las grandes obras privadas.

SECCIÓN Economía