Legales
En el inicio del primer juicio, Boudou negó haber falseado papeles de un auto
09-05-2017 El ex vicepresidente compareció por la presunta adulteración de los documentos del vehículo. Señaló como responsables a los gestores que intervinieron en la operación                                                                              
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Amado Boudou transitó sin mayores sobresaltos su primera cita con la Justicia en un juicio oral y público. Sin dudar y por momentos levantando la apuesta ante las preguntas, el ex vicepresidente negó ante los jueces que hubiera insertado datos falsos en los documentos de un viejo automóvil y señaló por esa maniobra a los gestores que intervinieron en la operación.

Casi en soledad, con apenas una decena de amigos y ex funcionarios como compañía, Boudou llegó al primer juicio oral donde enfrenta cargos por el delito de falsedad ideológica de documento público.

Comparte el banquillo de los acusados con su novia de comienzos de la década del 90, Agustina Seguín, quien manejaba el auto con los documentos cuestionados.

Boudou negó todas las acusaciones en su contra y también defendió a Seguín, de quien dijo que ni él ni ella "hicieron insertar datos falsos" en los papeles del vehículo, "como lo prueban las pericias caligráficas".

El ex vicepresidente, que tiene una decena de causas en su contra y varios procesamientos, llegó procesado por el juez Claudio Bonadio, acusado de haber hecho alterar la documentación del vehículo.

En los papeles figura una dirección de Boudou inexistente, un número de motor que no se corresponde, sellos falsificados y otras irregularidades. Por eso junto a Boudou están siendo juzgados los gestores Andrés Soto y Rodolfo Basimani, y la ex titular del registro automotor María Graciela Angélica Taboada de Piñero, que fue quien a su vez denunció el caso.

Boudou llegó a juicio por la compra de un ostentoso descapotable rojo, una coupé Honda CRX modelo Del Sol, año 1992. Ese auto llegó al país desde Japón en 1992, lo tenía una agencia de Merlo y cuando Boudou lo compró se debía cambiar la radicación y la titularidad. Dos años más tarde fundió el motor y hubo que colocarle uno nuevo.

Pero los papeles de ese auto tienen insertados datos falsos.

"Ni yo ni mi entonces pareja, Agustina Seguín, insertamos o hicimos insertar datos falsos en ningún documento público", declaró en el comienzo del juicio y agregó: "No teníamos motivos para hacerlo porque teníamos toda la documentación".

Boudou aseguró que compró el coche en cuestión en 1993 en Mar del Plata, y dijo que en 2001 entregó los papeles al gestor Ricardo Gómez Coll "para que realizara la transferencia y la denuncia de cambio de motor". Pero en 2002 Gómez Coll murió "y hubo una continuidad del trámite (por parte del gestor Andrés Alberto) Soto", que ahora es juzgado.

Boudou admitió que habían dejado pasar mucho tiempo, casi 10 años, para regularizar la situación de su auto, que dijo que no manejaba él, sino su novia Seguín.

Al final admitió que el vehículo estaba en un garaje de su amigo José María Núñez Carmona -implicado en el caso Ciccone- olvidado. El juicio oral está a cargo de los jueces del Tribunal Oral Federal N° 1 Gabriel Vega, José Michilini y Adrián Grünberg, y la fiscal del caso es Stella Maris Scandura.

Apenas comenzó el juicio contra el ex vicepresidente, que se desarrolla en la misma sala del subsuelo de los tribunales donde fue absuelto el ex presidente Fernando de la Rúa, se leyó la acusación contra Boudou. Al momento de responder los cargos en las indagatorias, Boudou declaró y aceptó contestar preguntas. Se mostró locuaz. Dijo que vive en Puerto Madero, que percibe unos $85.000 por mes que provienen de alquilar un departamento en unos $50.000 y de honorarios por trabajos de consultoría.

Sobre la diferente numeración de motor que constaba en el certificado 08 original y el de la transferencia, explicó que "en 1994 se fundió el motor" y dijo que tuvo que cambiarlo. "Nunca tuve ningún inconveniente" en los controles policiales, expresó, pese a que el auto además debía el pago de patentes.

Dijo que no sabía que el auto tenía un impedimento para circular ni conocía las irregularidades.

La ex esposa de Boudou Daniela Andriuolo le reclama la mitad del auto. Boudou dijo ayer que no entiende ese reclamo, pues ya habían llegado a un acuerdo.

SECCIÓN Legales