Negocios
El gobierno porteño baja un impuesto que reducirá 15% la cuota de los créditos hipotecarios
11-05-2017 La nueva norma baja la alícuota de Ingresos Brutos para créditos en la Ciudad de Buenos Aires. Sucede luego de que la Legislatura porteña aprobó una ley a fines de abril                                                           
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Desde este jueves baja la alícuota de Ingresos Brutos para créditos hipotecarios en la Ciudad. Sucede luego de que la ley aparece publicada en el Boletín Oficial y después de que la Legislatura porteña aprobó, a fines de abril, una norma que disminuye le alícuota del Impuesto para impulsar el financiamiento para la vivienda a través ajustado por inflación.

Desde el Gobierno señalaron que la reducción del impuesto podría bajar entre un 10% y 15% el valor de las cuotas.

El Impuesto a los Ingresos Brutos es uno de los principales obstáculos para el desarrollo del mercado de crédito hipotecario al que aspira el titular del BCRA, Federico Sturzenegger.

En el caso de un préstamo indexado a 20 años de $1 millón, la cuota inicial bajaría de $7700 a $6500, explicaron algunos legisladores cuando se aprobó la ley.

 

Provincia de Buenos Aires
En igual sentido, el Senado bonaerense convalidó en forma unánime una reducción de la alícuota de los Ingresos Brutos en los servicios de préstamos hipotecarios que prestan entidades financieras y bancarias.

La normativa en cuestión, enviada por el Ejecutivo para eliminar distorsiones impositivas que afectan el acceso a la vivienda, disminuye de 8 a 1,5% la obligación fiscal, con el objeto de facilitar la adquisición de inmuebles.

La iniciativa señala en sus fundamentos que la Constitución provincial, en su artículo 36, establece que "se promoverá la eliminación de cualquier impedimento del orden social y económico que afecten o impidan el ejercicio de los derechos y garantías constitucionales"

Durante su tratamiento, el presidente del bloque de Cambiemos, Roberto Costa, remarcó que la medida "contribuirá a la mejora de las condiciones de acceso a la vivienda digna a numerosas familias de la provincia de Buenos Aires", y dijo que la reducción "beneficiará a los tomadores de préstamos hipotecarios y no a los bancos".

SECCIÓN Negocios