Negocios

Rutas aéreas despejadas: finalmente autorizaron a Avianca a volar en el país

11-05-2017 La compañía de origen colombiana podrá operar 16 rutas aéreas. La resolución del Ministerio de Transporte fue publicada este jueves en el Boletín Oficial
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El Gobierno nacional oficializó este jueves la autorización a la empresa colombiana Avian Líneas Aéreas Sociedad Anónima, que opera en el país como Avianca, a explotar durante 15 años un total de 16 rutas aéreas entre nacionales e internacionales, luego de la postergación por el supuesto conflicto de intereses con la familia del presidente Mauricio Macri.

La decisión fue comunicada en el Boletín Oficial con la publicación de la Resolución 280-E/2017 del Ministerio de Transporte con la firma del titular de esa cartera, Guillermo Dietrich.

Según la norma, la empresa podrá explotar "servicios regulares internos e internacionales de transporte aéreo de pasajeros, carga y correo" en las rutas (1) Buenos Aires-Santa Fe-Buenos Aires, (2) Buenos Aires-Rosario-Buenos Aires, (3) Buenos Aires-Puerto Madryn-Buenos Aires, (4) Buenos Aires-Viedma-Puerto Madryn-Buenos Aires, (5) Buenos Aires-Mar del Plata-Buenos Aires, y (6) Buenos Aires-Puerto Madryn-Comodoro Rivadavia-Puerto Madryn-Buenos Aires.

Además, podrá volar entre (7) Buenos Aires-Montevideo-Buenos Aires, (8) Buenos Aires-San Luis-Río Cuarto-Buenos Aires, (9) Buenos Aires-Santa Rosa-Buenos Aires, (10) Buenos Aires-Bahía Blanca-Buenos Aires, (11) Buenos Aires-Concordia-Paso de los Libres-Buenos Aires, (12) Buenos Aires-Concordia-Paraná-Buenos Aires, (13) Buenos Aires-Porto Alegre-Buenos Aires, (14) Buenos Aires-Sunchales-Reconquista-Sunchales-Buenos Aires, (15) Buenos Aires-Tandil-Buenos Aires y (16) Buenos Aires-Sunchales-Villa María-Buenos Aires.

El artículo 2º de la Resolución establece que la empresa podrá operar tanto desde Aeroparque Jorge Newbery como desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

En marzo pasado, cuando el Gobierno presentó el plan para el ingreso de nuevas empresas a los servicios aéreos dentro del país, el escándalo suscitado a raíz del posible conflicto de intereses (la empresa colombiana compró en marzo de 2016 MacAir, una compañía perteneciente a la familia presidencial), obligó Macri a postergar la aprobación a Avianca.

Antecedentes

En marzo de 2016, la compañía colombiana Avianca compró MacAir, la compañía de aviones que pertenecía a la familia del presidente Mauricio Macri. El principal accionista y entonces presidente de la junta directiva de Avianca Holding, Germán Efromovich, había dicho: "Con el grupo Sinergy Speed, que es el que controla Avianca Holding y Avianca Brasil, firmamos ya la compra de la empresa MacAir de la Argentina, perteneciente a la familia Macri". A partir de ahí empezó su desembarco en la Argentina.

Avianca había iniciado el trámite para obtener rutas aéreas el 18 de noviembre de 2016.

Junto a Flybondi, Andes, American Jet y Alas del Sur, se había presentado en la audiencia que se celebró a fines de diciembre.

Entonces había pedido autorización para volar en 16 rutas (14 de cabotaje). Pasaron los días y la Junta de Navegación Aérea resolvió entregar los permisos ya que según el dictamen estaban dadas las condiciones para el inicio de la operación.

Pero en esos días, la repercusión del concurso preventivo del Correo Argentino golpeó a la Casa Rosada.

Entonces se resolvió enviar el expediente a un trámite particular para que sea revisada la operación de compra de Macair, de la familia Macri.

A principios de marzo, el Gobierno anunció un plan para duplicar los pasajeros de vuelos internos hasta 2019 y poco después se publicó la resolución que otorgó las rutas que solicitaron las empresas Alas del Sur, American Jet y Andes. Pero dos compañías tuvieron que esperar: Flybondi y Avianca.

En el caso de Flybondi, en ese momento aún debía acompañar los contratos de compra de aviones.

En el caso de Avianca, la empresa estaba enmarcada en la polémica por ser continuadora de la compañía aérea de la familia Macri, MacAir.

Tuvo que esperar a que se estableciera el régimen de conflicto de intereses que el mandatario había anunciado que reglamentaría en el inicio de sesiones ordinarias del Congreso.

Esta semana se conoció que la Sindicatura General de la Nación (Sigen) y la Oficina Anticorrupción (OA) dictaminaron en favor de la empresa que ingresó al país mediante la compra de Macair.

El dictamen sostuvo que no existe conflicto de interés y que el Estado, en este caso el Ministerio de Transporte en su carácter de regulador, podrá proseguir con el proceso de concesión de rutas aéreas.

El trámite de Avianca

La empresa presentó los papeles para obtener los permisos en noviembre de 2016. Pero parte de esos certificados exhiben fechas posteriores a los primeros dictámenes de las autoridades aéreas, que habilitaron el plan aéreo de la empresa.

Según el expediente de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) para acreditar su capacidad económica, Avian Líneas Aéreas remitió un certificado de la firma panameña Sinergy Aerospace Corp (integrante del holding Avianca), que manifestó poseer el capital necesario para darle una garantía a la filial argentina.

Si bien el documento fue elaborado el 1° de noviembre de 2016, su legalización ante escribano tiene un sello fechado el 24 de noviembre y el apostilleo de las autoridades de Panamá data del 25 de ese mes.

La manifestación de bienes de Sinergy Aerospace certificada por un contador en Panamá. "La sociedad posee u$s2.422.650 para cubrir las garantías otorgadas a Avian Líneas Aéreas", dice el escrito.

Ese documento fue avalado por un escribano el 24 de noviembre, mientras que los sellos con el apostillado de La Haya y el timbrado de Panamá (que indica la salida del país del documento) están fechados el 25 de ese mes.

La primera resolución de la ANAC que aparece en el expediente, del director de Explotación de Servicios Aerocomerciales, tiene fecha del 21 de noviembre. Es decir, cuatro días antes de la documentación de Panamá, a pesar de encontrarse en una foja posterior y no mostrar una cronología.

Allí, el funcionario manifestó que faltaban acreditar constancias ante la IGJ "y la documentación relativa al uso de la marca Avianca". Aclaró que había aspectos técnicos y económicos que debían ser evaluados por otras áreas, pero manifestó su conformidad para que la empresa pueda operar.

También el 21, el director de Explotación de Servicios Aerocomerciales de la ANAC dio su visto bueno. "No hay observaciones que formular al requerimiento empresario", dijo.

La habilitación de la Dirección de Estudio de Mercado y Estadísticas, que evaluó la viabilidad de las rutas, fue posterior, con fecha del 30 de noviembre. Finalmente, el 27 de diciembre se celebró la audiencia pública con los pedidos de rutas de Avianca y otras interesadas.

El dato de las fechas en el expediente llamó la atención de los gremios aeronáuticos, que denunciaron la situación ante la Justicia. El fiscal Jorge Di Lello, que instruye el expediente de Avianca, le solicitó al juez Sergio Torres que pida documentos para investigar este punto.

En la audiencia pública, la apoderada de Avian aseguró que "no hubo presentación extemporánea alguna". Explicó: "La certificación contable fue presentada el 18 de noviembre, no obstante, debido al requerimiento de apostilla, atento a las exigencias requeridas por la administración, fue complementada posteriormente".

Tras el aval de la Sigen y la Oficina Anticorrupción se espera que en las próximas horas Avianca tenga el permiso definitivo para volar.

 

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR