Economía
El Ministerio de Energía desmintió que vaya a subir el precio del GNC
12-05-2017 Fuentes oficiales lo negaron tras las versiones que aseguraban que costaría lo mismo que la nafta. Desde la cámara se mostraron conformes con la respuesta
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El Ministerio de Energía y Minería desmintió ayer que busque una suba en el precio del GNC que equipare su valor al de la nafta, como trascendió luego de que el ministro Juan José Aranguren hablara del tema durante un almuerzo en la Fundación Mediterránea.

A través de un comunicado, la cartera energética rectificó: "El ministro Juan J. Aranguren nunca expresó ni cree que el GNC tiene que valer lo mismo que la nafta super".

Según había trascendido, el ministro había asegurado que "tiene que costar lo mismo que la nafta; a igual poder calórico, precio similar".

Sin embargo, según el comunicado, lo que dijo fue que "el precio de los combustibles sustitutos deben tener en cuenta el costo diferencial de producción (determinado a su vez por el precio diferencial de los insumos que lo constituyen), el costo diferencial de elaboración y transporte, el diferencial de consumo específico de los mismos determinado por su poder calorífico, el mayor o menor impacto ambiental que su combustión genera y por último, el nivel de carga impositiva que los distintos combustibles sobrellevan".

En ese sentido, desde la Cámara de Expendedores de GNC, sostuvieron que la rectificación los dejó "satisfechos".

Su vicepresidente, Pedro González, señaló que "el comunicado, sin ser específico en desmentir lo que trascendió, está diciendo lo que está planteado: tenemos un sendero de precios prefijado, hay un horizonte bastante previsible con respecto a nuestro mercado".

El precio promedio del GNC en la ciudad de Buenos Aires está apenas por debajo de los $ 10, cerca de la mitad del valor de las naftas.

En ese sentido, un salto de esa magnitud "sería totalmente destructivo", advirtió González. "Para nosotros era terriblemente preocupante porque si sucediera eso de un día para el otro, nadie se podría acomodar. Sería totalmente destructivo para todo el sector y para todos los usuarios, que son en su mayoría transporte de alto consumo y comerciales, que estarían en una situación muy complicada", sostuvo según El Economista.

Con el aumento escalonado del precio del gas para los expendedores fijado por el Gobierno en el marco de la Revisión Tarifaria Integral, la relación entre el GNC y las naftas trepó desde marzo del año pasado a hoy de un tercio al 50%. "Es una brecha que todavía consideramos buena, a pesar de que no sea el tercio con el que arrancamos", según González.

Entretanto, el gremio de expendedores cerró un acuerdo de paritarias ayer por 20% de aumento escalonado en dos oportunidades (la mitad correspondiente a abril y la otra, en julio) y con cláusula gatillo por inflación.

De esta manera, según González, los tres costos principales que afronta la actividad (salarios, precio del gas y de la energía eléctrica) llevan el costo agregado a alrededor de $7,5 por metro cúbico. No obstante, el precio final en surtidor no crecerá en todo el año, asegura.

"No creemos que haya cambios de ahora a dentro de seis meses y en los seis meses siguientes. En el peor de los casos, podrá subir un peso dentro de seis meses, pero no va a haber un cambio significativo", afirmó.

 

SECCIÓN Economía