Economía

Para Dujovne, no hay atraso cambiario y mejoró la competitividad

14-05-2017 El ministro afirmó que la economía crecerá más de 3% y se crearán 25.000 puestos por mes. Además, pronosticó que la inflación será de 1% mensual
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Qué ocurrirá con el rumbo económico luego de las elecciones legislativas de octubre es la gran incógnita que desvela a los argentinos, a pesar de que varios funcionarios del Gobierno han salido a tranquilizar con que no habrá grandes cambios.

En esta dirección, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne ha salido a ratificar lo que ya es un mantra dentro de Cambiemos: "No va a haber ajuste después de las elecciones". Y también puntualizó que este año la economía crecerá, al igual que la generación de empleo.

"La economía va a crecer este año en mi opinión algo más de 3%. Pero en la punta de fin de año creo que vamos a estar viendo tasa de crecimiento bastante más altas. En el último trimestre seguramente por arriba del 4%", remarcó Dujovne, quien no quiere poner una fecha a la reactivación, aunque apuesta a un rol preponderante del campo.

Con respecto al consumo, el funcionario puntualizó que se está recuperando y que las cifras que se publican relevan la variación en "determinadas cadenas de supermercados", pero no monitorean lo que ocurre a nivel nacional, donde sí crece el consumo apalancado en un crecimiento de los salarios.

También se mostró optimista con que el Banco Central logre la meta de 17% de inflación y destacó que la entidad "está haciendo muy bien las cosas".

Además, repitió su pronóstico de que en el último trimestre del año, el alza de precios se ubicará en el orden del 1% mensual, a pesar de que el Índice de Precios al Consumidor de abril difundido por el INDEC se haya ubicado en 2,6%.

En relación al dólar, el economista expresó que "hay tipo de cambio flotante", que puede estar más arriba o más abajo, en base a la oferta y la demanda. Pero, además, indicó que la divisa estadounidense "no tiene que ver con las elecciones".

"La Argentina siempre que quiso bajar la inflación apeló a una mezcla de facilismo y magia, a fijar el dólar. Con eso puedo hacer que los precios se estabilicen más rápido. El problema es que, luego, de ese tipo de cambio fijo es difícil salir", remarcó.

En este sentido, Dujovne subrayó que el Gobierno quiere "tener un tipo de cambio que flote, como tienen la mayor parte de los países emergentes" porque "permite acomodar los shocks externos de una manera más eficiente".

Por otro lado, se mostró en contra de que haya atraso cambiario y coincidió con Federico Sturzenegger, presidente del Central, en que hay que comparar al peso con las divisas de los países con los que la Argentina comercia, como el real o los pesos chileno y colombiano.

"Con esa mirada uno puede ver claramente que el tipo de cambio no está atrasado", argumentó, al tiempo que sentenció que la relación es más competitiva que el que recibió este Gobierno.

Con respecto al empleo, el ministro aseguró que no se crearon puestos entre 2011 y 2015, a la vez que hubo destrucción de empleo en la primera mitad del año pasado.

"La caída se estabilizó en julio y a partir de ahí empezó a crecer. En un proceso que va in-crescendo. A fin de año vamos a tener una tasa de desempleo por debajo del 7% y vamos a estar creando por lo menos 25.000 puestos de trabajo del sector privado formales por mes, cosa que no sucedió nunca en los últimos 5 años", explicó en diálogo con Clarín.

También argumentó que los salarios de 2017 le ganarán a la inflación, lo "depende mucho de algunos acuerdos que todavía se están cerrando y de cómo cierre la inflación a fin de año".

Como la mayoría de los acuerdos por paritarias poseen cláusula gatillo del 20%, Dujovne cree que la inflación será menor, por lo que habrá un aumento del salario real.

Con respecto a la deuda, el economista remarcó que los compromisos con el sector privado están en "algo así como 28 puntos del PBI", por lo que se terminará el año en niveles similares.

Conocido por su perfil "fiscalista", Dujovne también se refirió al déficit, otro de los puntos donde cree que el Gobierno está logrando sus objetivos.

"Recibimos un déficit primario superior a 5% del PBI. Teníamos una meta que era 4,8% para el año pasado que la sobrecumplimos y tuvimos 4,6. Ahora, 4,2% para este año, 3,2 y 2,2 para los siguientes", se explayó.

Relacionado con este ítem, el ministro aseguró que Cambiemos asumió con un gasto público de 43% del PBI, que para fin de año bajará dos puntos.

"Tenemos la decisión de mantener el gasto de la administración nacional constante en términos reales, es decir que no le va a ganar a la inflación, entonces con la economía que va creciendo, hecho que ya está sucediendo este año, vamos bajando el peso del sector público respecto al tamaño de la economía, eso nos permite ir bajando el déficit fiscal y reduciendo impuestos", explicó.

Por último, Dujovne opinó sobre la política de tasas de interés que maneja el Banco Central, uno de los puntos más criticados de la gestión Sturzenegger.

"Van a ser bastante más bajas que las que tenemos ahora", resaltó, a la vez que pronosticó que se reducirán en tanto se cumpla con la meta oficial de inflación. No quiero meterme en la política del Banco Central, pero si tenemos una inflación que se asemeje a la de la meta, vamos a tener una tasa de interés bastante más baja que la que tenemos hoy".

"Hoy las tasas son positivas y para algunos enfrían la economía. Las tasas de interés van a seguir siendo positivas en términos reales, pero lo que ocurrirá es que la inflación va a ser más baja, por lo que las tasa de interés serán también más bajas", concluyó.

 

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR