Legales

Desde Miami, los Garfunkel venden su casa de Belgrano

18-05-2017 Tras más de un año de “exilio” en Estados Unidos, la pareja decidió dejar la propiedad de 1600m2. El precio estimado es de u$s7.500.000
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Una vez más el matrimonio Garfunkel-Vanucci da que hablar, tras la polémica pelea con Sergio Szpolszki y las denuncias millonarias por evasión. Después de cerrar el grupo de medios Veintitrés  y el local de lencería de Victoria, eligen deshacerse de su casa porteña.

El periodista Ángel De Brito difundió que la pareja  puso en venta su mansión del barrio Belgrano. La propiedad se ofrecería a un precio cercano a los u$s7,5 millones, aunque cerrarían la transacción por 5 millones.

La propiedad cuenta con siete dormitorios, estacionamiento para ocho vehículos, ascensor que conecta las cuatro plantas, terraza con pileta, gimnasio, cava de vino y sala de máquinas, entre los espacios más destacados. Además se encuentra protegida por un importante sistema de seguridad.

Hace unas semanas, Vanucci se vio obligada a cerrar su negocio ubicado en el lujoso barrio de Recoleta, y despidió a todos sus empleados a través de mensaje de texto.

Tras su inauguración en el 2015, el negocio que se mantuvo a cargo de su madre durante el exilio, cerró sus puertas este año.

Desde su entorno, se hablaba de este negocio como un punto importante en la pareja, ya que se veía fortalecida a través de las actividades en conjunto. Las denuncias relacionadas al Grupo Veintitrés ambos formaron parte de escándalos mediáticos, como la divulgación de fotos en un safari africano, donde fueron fuertemente repudiados a través de redes sociales.

La sociedad de Garfunkel y Szpolski como empresarios periodísticos comenzó en 2011, con un pago de u$s12,5 millones por la mitad del grupo de medios K.  Se vio favorecida por el gobierno kirchnerista, pero luego sufrió una ruptura por desacuerdos financieros en relación a  la pauta.

Entre 2009 y el 2015, el grupo recibió cerca de $800 millones de pauta oficial. Su cierre dejó sin trabajo a 800 personas. A la fecha, no se indemnizó a los trabajadores; muchos de ellos aún continúan desocupados.


SECCIÓN Legales