Real Estate
Los dueños de las torres Le Parc invertirán en EE.UU, tras los pasos de Costantini y Faena
18-05-2017 Raghsa, la firma de la familia Khafif, armó una subsidiaria para realizar proyectos en ese país. Comenzarán con operaciones en Nueva York
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El próximo objetivo de Raghsa, la empresa que creó las torres Le Parc en la Ciudad de Buenos Aires, está en Estados Unidos.

En la reunión de directorio del pasado 12 de mayo, la empresa aprobó la creación de la subsidiaria Raghsa Real Estate LLC para realizar inversiones inmobiliarias en el país norteamericano.

Según surge del acta de Directorio presentada a la Comisión de Valores, el presidente de Raghsa, Moisés Khafif cree que "el mercado inmobiliario de Estados Unidos representa una excelente opción para invertir y expandir los negocios y el crecimiento de la compañía fuera de la Argentina".

Agrega que "particularmente la ciudad de Nueva York asegura variedad y calidad de clientes, y un marco jurídico y de negocios consolidado, lo que sumado al conocimiento que de dicha ciudad y su mercado inmobiliario tienen los directores Edgard Khafif e Isaac Khafif, la convierten en la mejor opción para cumplir el mencionado objetivo de expandir los negocios de la compañía a Estados Unidos".

La meta de la subsidiaria que crearán es comprar solos o con socios terrenos o inmuebles que estén estratégicamente ubicados.

Así, Raghsa sigue los pasos de otros empresarios argentinos que apostaron a Estados Unidos, como Eduardo Costantini y Alan Faena. Sin embargo, ambos eligieron Miami.

El primero desarrolló las torres premium Oceana Bal Harbour y Oceana Key Biscayne. Y el segundo renovó la zona de Miami Beach con el Faena District. También Alfredo Coto está al frente de un emprendimiento en esa ciudad, que se convertirá en el primer edificio con la marca de autos británica Aston Martin.

La última gran operación de Raghsa en el mercado argentino fue el mes pasado, cuando por u$s42 millones se quedó con el predio de Campos Salles y Arribeños, en Núñez, que vendía el Gobierno a dos cuadras de su desarrollo Quartier Libertador, señala Clarín.

SECCIÓN Real Estate