Economía
Crece fuerte la demanda de créditos para vivienda atados a la inflación
20-05-2017 Con el cambio legal que permitirá la indexación, se espera un gran salto en la demanda de préstamos para llegar a la vivienda           
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Los préstamos hipotecarios en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA), que ajustan el capital y las cuotas según el índice de inflación, marcaron el regreso de una posibilidad que había estado ausente por más de una década: la de comprar una vivienda pagando cada mes montos similares o hasta menores que los de un alquiler.

Antes, en cambio, las opciones más ventajosas arrojaban cuotas que cuadruplicaban el valor de alquilar y sólo un porcentaje ínfimo de la población calificaba.

La opción UVA apareció a mediados de 2016 y la demanda no paró de crecer, especialmente tras el reciente lanzamiento de las opciones con 30 años de plazo.

El Banco Central informó a fines del mes pasado que los bancos ya prestaron más de $5.000 millones bajo la modalidad y que cada día se están entregando entre $50 y 70 millones en esta clase de préstamos. Marzo, por ejemplo, fue todo un récord más de $1.100 millones.

Más de una decena de bancos ofrece ya estas líneas. Tienen una tasa nominal anual fija que, según la entidad, va del 3,5 al 8,5%, además del ajuste según el índice de precios. La gente puede pedir sólo entre el 70 y el 80% del valor de la propiedad, pagando cuotas que representen hasta el 25%, 30% o 35% de sus ingresos.

En el Banco Ciudad comentan por ejemplo que recibieron "una catarata de solicitudes". "Tenemos 4.739 en proceso y más de 300 familias tienen su trámite avanzado para recibir un crédito a 30 años", destacan en la entidad, que ya tiene 8 escrituras realizadas con tres décadas de plazo.

En el Santander Río, por su parte, ya recibieron 13.309 solicitudes en todo el país por montos que promedian algo más de un millón de pesos, y hasta el momento liquidaron 1.271.

 

SECCIÓN Economía